ProZ.com global directory of translation services
 The translation workplace
Ideas

A new ProZ.com translation contests interface is currently in development, and a preview contest is underway. Click here to visit the new interface »

Previous ProZ.com translation contests

Portuguese » Spanish - 4 finalists


From "Reengenharia" (unknown writer). 342 words
Houve uma época em que só se falava em reengenharia.

Muitas empresas pagaram uma nota para implantar a novidade e alguns livros chegaram a se tornar bestsellers, o que comprova a falta de espírito crítico de um montão de executivos e empresários.

O conceito passou a ser aplicado extensivamente no mercado.

Algumas conseqüências dessa nova postura podem ser sentidas no exemplo a seguir:  

Uma empresa resolveu patrocinar a apresentação de uma famosa orquestra sinfônica. Do programa, constava a Sinfonia Número 8 em si menor de Schubert, a famosa Sinfonia Inacabada. Ingressos foram distribuídos entre as diretorias da empresa.

No dia do concerto, um dos diretores não pôde ir ao teatro e repassou ao reengenheirador-chefe o ingresso que havia recebido.  

Na manhã seguinte ao concerto, o diretor, que havia faltado à apresentação, e o re-engenheirador-chefe se encontraram e o diretor fez a clássica pergunta "Então, como foi?".

Em vez de responder, como faria qualquer pessoa normal, o reengenheirador-chefe entregou o seguinte relatório , dedicando-se sobretudo à análise da Sinfonia Inacabada.

“Por um considerável tempo, os trombonistas nada tinham o que fazer e ficavam só olhando os outros músicos tocarem. O número deles precisa ser reduzido e o pouco que lhes compete deve ser redistribuído entre os demais integrantes da orquestra.

Todos os doze violinos faziam os mesmos gestos e tocavam as mesmas notas. É uma duplicação totalmente desnecessária e o responsável por esse setor deve ser sumariamente demitido. Que se mantenha apenas um dos violinistas. Se for necessário um maior volume de som, que se usem amplificadores. Sai mais barato.

Essa Sinfonia - a número 8 - tem dois movimentos. Se o Sr. Schubert tivesse se dedicado mais e concentrado todo seu esforço no primeiro movimento, certamente o segundo movimento seria totalmente desnecessário. Isso traria consideráveis ganhos.

Seja como for, a falta de responsabilidade desse senhor fez com que a obra ficasse, até hoje, por concluir. Se tivesse seguido os nossos princípios e as nossas orientações, certamente teria conseguido terminar o trabalho no tempo que lhe foi destinado ao invés de deixá-lo inacabado.”

The winning and finalist entries are displayed below.To view the like/dislike tags the entries received simply click on the "view all tags" link on the right hand corner of each entry.

You can leave your feedback for this pair at the bottom of the page.

Congratulations to the winners and thanks to all the participants!






Entry #1 - Points: 22 - WINNER!
View all tags
Hubo una época en la que sólo se hablaba de "reingeniería".

Muchas empresas pagaron una fortuna para implementar esa novedad y algunos libros llegaron a convertirse en bestsellers, lo que demuestra la falta de espíritu crítico de un montón de ejecutivos y empresarios.

El concepto comenzó a ser usado ampliamente en el mercado.

Algunas consecuencias de esa nueva postura pueden percibirse en el siguiente ejemplo:

Una empresa decidió patrocinar la presentación de una famosa orquesta sinfónica. En el programa, aparecía la Sinfonía número 8 en si menor de Schubert, la famosa Sinfonía Inacabada. Se distribuyeron entradas entre los directores de la empresa.

El día del concierto, uno de los directores no pudo ir al teatro y cedió su boleto al jefe de reingeniería.

La mañana siguiente al concierto, el director, que había faltado a la presentación, y el jefe de reingeniería se encontraron y el director hizo la clásica pregunta: "¿Cómo estuvo?".

En vez de responder, como haría cualquier persona normal, el jefe de reingeniería entregó el siguiente informe, centrándose en el análisis de la Sinfonía Inacabada.

"Durante un tiempo considerable, los trombonistas no tenían nada que hacer y se la pasaban viendo tocar a los otros músicos. Debe reducirse su número y lo poco que les compete debe ser redistribuido entre el resto de los integrantes de la orquesta.

Todos los doce violines hacían los mismos gestos y tocaban las mismas notas. Es una repetición totalmente innecesaria y el responsable de ese sector debe ser despedido inmediatamente. Que se conserven sólo dos violonistas. Si fuera necesario mayor volumen de sonido, que se usen amplificadores. Es más barato.

Esta Sinfonía (la número 8) tiene dos movimientos. Si el señor Schubert se hubiera dedicado más y concentrado todo su esfuerzo en el primer movimiento, ciertamente el segundo sería totalmente innecesario. Eso traería considerables ganancias.

Sea como fuere, la falta de responsabilidad de dicho señor hizo que toda la obra quedara, hasta hoy, inconclusa. Si hubiera seguido nuestros principios y nuestras orientaciones, sin duda habría conseguido terminar el trabajo en el tiempo que le fue designado en vez de dejarlo incompleto."



Entry #2 - Points: 17
View all tags
Hubo una época en la que sólo se hablaba de reingeniería.

Muchas empresas pagaban lo que hiciera falta para implantar la novedad y algunos libros llegaban a convertirse en best seller, lo que demuestra la falta de espíritu crítico de un buen número de ejecutivos y empresarios.

El concepto pasó a aplicarse extensivamente en el mercado.

Algunas consecuencias de esa nueva actitud se pueden apreciar en el siguiente ejemplo:

Una empresa decidió patrocinar la presentación de una famosa orquestra sinfónica. El programa incluía la Sinfonía Número 8 en si menor de Schubert, la famosa Sinfonía Inacabada. Se repartieron entradas entre los directivos de la empresa.

El día del concierto, uno de los directivos no podía ir al teatro y le dio al reingeniero jefe la entrada que había recibido.

La mañana siguiente al concierto, el directivo, que había faltado a la presentación, y el reingeniero jefe se encontraron y el director le hizo la clásica pregunta "Entonces, ¿qué tal fue?".

En vez de responder, como haría cualquier persona normal, el reingeniero jefe entregó el siguiente informe, dedicado sobre todo al análisis de la Sinfonía Inacabada.

“Durante un tiempo considerable, los trombonistas no tuvieron nada que hacer y se limitaron a mirar como tocaban los demás músicos. Su número debe reducirse y sus escasas obligaciones deben redistribuirse entre los demás integrantes de la orquesta.

La totalidad de los doce violinistas hacían los mismos gestos y tocaban las mismas notas. Se trata de una duplicación totalmente innecesaria y el responsable de esa sección debe ser cesado sumariamente. Sólo es necesario que se mantenga uno de los violinistas. Si fuera necesario un volumen de sonido más alto, que se utilicen amplificadores. Sale más barato.

Esa Sinfonía (la número 8) tiene dos movimientos. Si el Sr. Schubert se hubiese dedicado más y concentrado todo su esfuerzo en el primer movimiento, seguramente el segundo movimiento sería totalmente innecesario. Eso supondría un beneficio considerable.

De cualquier modo, la falta de responsabilidad de ese señor hizo que la obra haya quedado, a día de hoy, sin concluir. Si hubiese seguido nuestros principios y nuestras orientaciones, sin duda habría conseguido terminar el trabajo en el tiempo que se le asignó en lugar de dejarlo inacabado.”



Entry #3 - Points: 7
View all tags
Hubo una época en la que sólo se hablaba de reingeniería.

Muchas empresas pagaron una fortuna para poner en marcha la novedad y algunos libros se llegaron a considerar best sellers, lo que confirma la falta de espíritu crítico de muchos ejecutivos y empresarios.

El concepto se empezó a aplicar de forma extensa en el mercado.

En el ejemplo que ponemos a continuación se pueden ver algunas de las consecuencias de esa nueva postura:

Una empresa decidió patrocinar la presentación de una famosa orquesta sinfónica. En el programa constaba la Sinfonía Número 8 en sí menor de Schubert, la famosa Sinfonía Inacabada. Se repartieron entradas entre la dirección de la empresa.

El día del concierto, uno de los directores no pudo ir al teatro y le pasó la entrada que había recibido al reingeniero jefe.

A la mañana siguiente, el director que no había podido asistir a la presentación y el reingeniero jefe se encontraron, y el director hizo la típica pregunta: “¿Y qué, como fue?”.

En lugar de responder, como habría hecho cualquier persona normal, el reingeniero jefe le entregó el siguiente informe, dedicado sobre todo al análisis de la Sinfonía Inacabada.

“Durante un tiempo considerable, los trombones no tenían nada que hacer y se dedicaban a mirar como tocaban los demás músicos. Es necesario reducir el número de trombones y el poco trabajo que tienen se debe redistribuir entre los demás integrantes de la orquesta.

Los doce violines hacían los mismos movimientos y tocaban las mismas notas. Se trata de una duplicación totalmente innecesaria y se debe despedir inmediatamente al responsable de ese sector. Que se mantenga sólo un violinista. Y si fuera necesario un sonido más alto que se utilicen amplificadores. Sale más barato.

Esa Sinfonía, la número 8, tiene dos movimientos. Si el Sr. Schubert se hubiera dedicado más y hubiera concentrado todo su esfuerzo en el primer movimiento, seguramente el segundo movimiento no sería necesario, lo cual aportaría unas ganancias considerables.

Sea como fuere, la falta de responsabilidad de ese señor hizo que la obra quedara, hasta hoy, inconclusa. Si hubiera seguido nuestros principios y orientaciones, seguramente habría conseguido terminar el trabajo en el tiempo que se le dio, en lugar de dejarlo inacabado”.



Hubo un tiempo en que sólo se hablaba de reingeniería.

Muchas empresas pagaban para implantar una novedad y algunos libros llegaron a convertirse en éxitos de venta, lo que confirma una falta de espíritu crítico en un montón de ejecutivos y empresarios.

Este concepto pasó a ser aplicado ampliamente al mercado.

Algunas de las consecuencias de esta nueva postura pueden verse en el siguiente ejemplo:

Una empresa resolvió patrocinar la presentación de una famosa orquesta sinfónica. El programa constaba de la Sinfonía número 8 en si menor de Schubert, la famosa Sinfonía inconclusa. Se distribuyeron las entradas entre los gerentes de la empresa.

El día del concierto, uno de los directores no pudo ir al teatro y le regaló la entrada que había recibido al reingeniero en jefe.

Al día siguiente del concierto, el director, que no había asistido a la presentación, y el reingeniero en jefe se encontraron y el director le hizo la clásica pregunta: “Entonces, ¿cómo le pareció?”

En lugar de responder, como lo haría cualquiera persona normal, el reingeniero en jefe le entregó el siguiente informe, dedicándose sobre todo a analizar la Sinfonía inconclusa.

“Durante un tiempo considerable, los trombonistas no tenían nada que hacer y sólo se quedaban mirando tocar a los otros músicos. Es necesario reducirles en número y lo poco que les compete se debe redistribuir entre los demás integrantes de la orquesta.

Los doce violinistas hacían los mismos gestos y tocaban las mismas notas. Se trata de una duplicación absolutamente innecesaria y el responsable de ese sector debe ser despedido sumariamente. Que se conserve apenas uno de los violinistas. Si fuere necesario un mayor volumen de sonido, que se utilicen amplificadores. Resulta más barato.

Esa sinfonía (la número 8) consta de dos movimientos. Si el Sr. Schubert se hubiera esmerado más y concentrado todo su esfuerzo en el primer movimiento, ciertamente el segundo movimiento hubiera sido totalmente innecesario. Esto traería ganancias considerables.

Sea lo que fuere, la falta de responsabilidad de ese señor hizo que la obra quedase inconclusa hasta el día de hoy. Si hubiese seguido nuestros principios y nuestras orientaciones, ciertamente habría logrado terminar la obra en el tiempo que le habían asignado en vez de dejarla inconclusa.”




« return to the contest overview



Translation contests
A fun way to take a break from your normal routine and test - and hone - your skills with colleagues.