ProZ.com global directory of translation services
 The translation workplace
Ideas

A new ProZ.com translation contests interface is currently in development, and a preview contest is underway. Click here to visit the new interface »

Previous ProZ.com translation contests

Italian » Spanish - 5 finalists


From “La motivazione delle risorse umane per il successo di un'organizzazione” by Ranieri de Maria. 339 words
Le risorse umane all’interno di ogni organizzazione rivestono la massima importanza. Se è vero  che esse comportano maggiori difficoltà di gestione, tuttavia al loro interno sono insite elevate potenzialità di miglioramento, e ciò richiede un’attenzione particolare.

L’istruzione degli addetti deve essere curata dal punto di vista teorico e pratico, e a essi deve essere sempre fornita una chiara e forte motivazione allo svolgimento del lavoro. Ciò comporta che si proceda alla responsabilizzazione massima nell’adempimento delle funzioni, operando sempre verso l’integrazione, nel funzionamento della struttura e nel contesto sociale. Il personale deve essere orientato a concepire il lavoro o le sue attività, in generale, in funzione collettiva o sociale, e ogni addetto deve essere spinto a sviluppare un’attività formativa verso gli altri soggetti del capitale umano dell’organizzazione.

Ci sono più fattori che concorrono al successo di un’organizzazione. Se è importante che essa conti un’autorevole figura leader, è bene ricordare sempre che un capo esercita il suo ruolo all’interno di un gruppo strutturato. Il coordinamento pertanto non basta: appare essenziale il recepimento da parte del gruppo delle indicazioni del leader e l’azione conseguente del gruppo stesso.

La funzione di un organizzatore efficace è quella di trascinare i collaboratori, affrontare e risolvere i problemi, aiutare a superare gli ostacoli e creare la motivazione per raggiungere gli obiettivi. Come è evidente, se il gruppo non partecipa attivamente a queste azioni, rispondendo adeguatamente, tutto ciò che il leader compie non otterrà i frutti sperati. È necessario quindi porsi anzitutto un quesito: come si possono “convincere” le persone che fanno parte di un’organizzazione, e, in particolare, di un gruppo di staff, a seguire il leader partecipando attivamente al conseguimento dello scopo dell’organizzazione? La risposta è semplice e complessa al contempo: è necessario che le persone condividano le finalità dell’organizzazione. Non è sufficiente che siano solo consapevoli dell’esistenza di tali finalità e che le conoscano, ma è necessario che abbiano una consapevolezza attiva nel conseguirle e si sostengano a vicenda nel raggiungerle. Solo in tal modo si forma quella collaborazione che crea il lavoro di gruppo.

The winning and finalist entries are displayed below.To view the like/dislike tags the entries received simply click on the "view all tags" link on the right hand corner of each entry.

You can leave your feedback for this pair at the bottom of the page.

Congratulations to the winners and thanks to all the participants!






Entry #1 - Points: 28 - WINNER!
View all tags
Los recursos humanos revisten una importancia máxima en cualquier organización. Su gestión implica grandes dificultades, es verdad, pero en ellos reside una elevada capacidad de mejora que requiere una atención particular.

Se debe cuidar la formación de los empleados tanto desde el punto de vista teórico como desde el práctico, y se les debe motivar de manera clara y decidida en el desarrollo de su trabajo. Ello supone que se les responsabilice al máximo en el ejercicio de sus funciones, actuando siempre a favor de la integración, en el funcionamiento de la estructura y en el contexto social. Se debe orientar al personal a que conciba el trabajo y su actividad en general con un enfoque colectivo y social, y se debe animar a cada empleado a que forme al resto de individuos que constituyen el capital humano de la organización.

Hay más factores que conducen al éxito de una organización. Es importante que esta cuente con un líder con autoridad, pero hay que recordar que un jefe desempeña su papel dentro de un grupo estructurado. Por lo tanto, la mera coordinación no es suficiente: son esenciales las indicaciones que el grupo reciba del líder y las consiguientes acciones del mismo grupo.

La función de un organizador eficaz es la de animar a sus colaboradores, afrontar y resolver los problemas, ayudar a superar los obstáculos y motivar para alcanzar los objetivos. Es evidente que si el grupo no participa activamente en estas acciones, respondiendo de manera adecuada, lo que pueda llevar a cabo el líder no dará los frutos esperados. Por lo tanto, es necesario preguntarse ante todo: ¿cómo se puede «convencer» a las personas que forman parte de una organización y, en particular, a un grupo de empleados de que sigan al líder participando activamente en la consecución del objetivo de la organización? La respuesta es sencilla y compleja al mismo tiempo: es necesario que las personas compartan el objetivo de la organización. No es suficiente que simplemente identifiquen o conozcan tales objetivos, sino que deben tener una conciencia activa en su consecución y apoyarse mutuamente para alcanzarlos. Solo así se establece la colaboración que crea el trabajo en equipo.



Entry #2 - Points: 6
anonymousView all tags
Los recursos humanos dentro de una organización son de máxima importancia. Aunque es verdad que suponen una mayor dificultad de gestión, es dentro de ellos donde se encuentra una alta capacidad de mejora, y a esto requiere un cuidado especial.

La formación de los trabajadores ha cuidarse desde el punto de vista teórico y práctico, y siempre se les debe motivar clara y enérgicamente en el desarrollo de su trabajo. Esto conlleva la delegación máxima de responsabilidad en el cumplimiento de sus funciones, siempre de cara a una mayor integración, dentro del funcionamiento de la estructura y el contexto social. Se debe orientar al personal a que conciba su trabajo o sus actividades, en general, de manera colectiva o social, y se motivará a cada trabajador para que desarrolle una actividad formadora hacia los otros sujetos del capital humano de la empresa.

Hay más factores que influyen en el éxito de una organización. Aunque es importante que ésta cuente con una figura líder respetable, es bueno recordar siempre que un jefe ejercita su papel dentro de un grupo estructurado. Por tanto, no basta con la coordinación: es esencial que el grupo reciba las indicaciones del líder y después el propio grupo entre en acción.

La función de un organizador eficaz es la de cautivar a sus colaboradores, afrontar y resolver los problemas, ayudar a superar los obstáculos y crear la motivación necesaria para conseguir los objetivos. Evidentemente, si el grupo no participa activamente en estas acciones, respondiendo adecuadamente, todo lo que el líder lleve a cabo no dará los frutos deseados. Es por tanto necesario preguntarse lo siguiente: ¿cómo se puede "convencer" a las personas que forman parte de la organización y, en particular, a un grupo del personal, a seguir al líder participando activamente en la consecución del objetivo de la empresa? La respuesta es sencilla y compleja al mismo tiempo: es necesario que las personas compartan las aspiraciones de la organización. No es suficiente con que sepan que dichas aspiraciones existen y que las conozcan, sino que tengan un conocimiento activo de ellas y se apoyen unos a otros para conseguirlas. Sólo así nace la colaboración que crea un trabajo en grupo.



Entry #3 - Points: 6
View all tags
Los recursos humanos de cada organización revisten la máxima importancia. Si bien es cierto que implican mayores dificultades de gestión, en su interior hay elevadas potencialidades de mejoramiento que le son propias, y eso requiere una atención particular.

Al personal se lo debe capacitar desde el punto de vista teórico y práctico, y siempre se le debe proporcionar una clara y fuerte motivación para la realización de las tareas. Esto implica una evolución hacia la responsabilidad máxima en el cumplimiento de las funciones, trabajando continuamente para lograr la integración, en el funcionamiento de la estructura y en el contexto social. El personal debe estar orientado a concebir el trabajo y sus actividades, en general, en función colectiva o social, y cada integrante debe ser impulsado a desarrollar una actividad formativa para los otros sujetos del capital humano de la organización.

Hay muchos factores que contribuyen al éxito de una organización. Si bien es importante que ésta cuente con un líder acreditado, es necesario tener siempre presente que un jefe ejerce su rol dentro de un grupo estructurado. Por lo tanto la coordinación no alcanza: se demuestra esencial la recepción de las indicaciones del líder por parte del grupo y la consiguiente acción del propio grupo

La función de un organizador eficaz es la de arrastrar a los colaboradores, afrontar y resolver los problemas, ayudar a superar los obstáculos y crear la motivación para lograr los objetivos. Como es evidente, si el grupo no participa activamente en estas acciones, respondiendo adecuadamente, todo lo que haga el líder no obtendrá los frutos esperados. Por tanto es necesario plantearse ante todo un interrogante: ¿cómo se puede “convencer” a las personas que forman parte de una organización y, en especial, de un grupo de staff, de que sigan al líder participando activamente para el logro del objetivo de la organización? La respuesta es simple y compleja a la vez: es necesario que las personas compartan las metas de la organización. No basta con que sólo sean concientes de la existencia de tales metas y que las conozcan, sino que es necesario que tengan una conciencia activa para conseguirlas y se sostengan mutuamente para lograrlas. Sólo de tal manera se forma la colaboración que crea el trabajo de grupo.



Entry #4 - Points: 2
View all tags
Los recursos humanos al interno de toda organización revisten una gran importancia. Aunque es cierto que éstos conllevan mayores dificultades de gestión, también lo es que en su interior tienen elevadas potencialidades innatas de mejora, y esto requiere una especial atención.

La instrucción de los encargados debe ser cuidada desde el punto de vista teórico y práctico, y debe proporcionárseles una clara y fuerte motivación al desarrollo del trabajo. Ésto conlleva que se proceda a la responsabilización máxima en el cumplimiento de las funciones, actuando siempre hacia la integración, en el funcionamiento de la estructura y en el contexto social. El personal debe ser orientado a entender el trabajo o sus actividades, en general, de forma colectiva o social, y cada encargado debe ser impulsado a desarrollar una actividad formativa hacia los otros sujetos del capital humano de la organización.

Hay más factores que contribuyen al éxito de una organización. Si bien es importante que ésta cuente con la figura acreditada de un dirigente, debe recordarse siempre que un dirigente ejercita su rol dentro de un grupo estructurado. Por tanto la coordinación no basta: parece esencial el acatamiento por parte del grupo de las indicaciones del dirigente y la consecuente actuación por parte del mismo grupo.

La función de un organizador eficaz es la de arrastrar a los colaboradores, afrontar y resolver los problemas, ayudar a superar los obstáculos y crear la motivación para alcanzar los objetivos. Como es evidente, si el grupo no participa activamente en estas acciones, respondiendo adecuadamente, todo lo que el dirigente lleva a cabo no obtendrá los frutos esperados. Por tanto es necesario hacerse antes de nada una pregunta: ¿cómo se puede "convencer" a las personas que forman parte de una organización y, en particular, de un grupo de personal, a seguir al dirigente participando activamente en la obtención del fin de la organización?. La respuesta es simple y compleja al mismo tiempo: es necesario que las personas compartan las finalidades de la organización. No es suficiente que sean sólo conscientes de la existencia de tales finalidades y que las conozcan, sino que es necesario que tengan una consciencia activa en conseguirlas y se mantengan recíprocamente en su obtención. Sólo de este modo se forma aquella colaboración que crea el trabajo de grupo.



Entry #5 - Points: 1
View all tags
Los recursos humanos que cada organización alberga en su seno, revisten la máxima importancia. Aunque los mismos conllevan grandes dificultades de gestión, justamente en ellos radican elevadas potencialidades de crecimiento y esto requiere una atención particular.

La instrucción del personal debe ser precisa desde el punto de vista teórica y práctico, y ellos deben recibir siempre una motivación clara y fuerte hacia el desenvolvimiento del trabajo. Esto posibilita que se proceda a la máxima responsabilización por el cumplimiento de las funciones, tendiendo siempre a la integración tanto en el funcionamiento de la estructura como en el contexto social. El personal debe ser orientado hacia una concepción del trabajo o sus actividades en función de lo colectivo o social, en general, y cada miembro debe ser alentado a desarrollar una disposición constructiva hacia los demás sujetos del capital humano de la organización.

Existen otros factores que coadyuvan al éxito de una organización. Si bien por un lado es importante que cuente con una figura de líder competente, téngase en cuenta que un jefe ejercita su rol dentro de un grupo estructurado. De modo que la coordinación no es suficiente: se hace necesaria la receptividad por parte del grupo, de las indicaciones del líder y la acción consecuente del grupo mismo.

Las funciones de un organizador eficaz es la de conducir a los colaboradores, afrontar y resolver los problemas, ayudar en la superación de los obstáculos y generar la motivación para alcanzar los objetivos. Se hace evidente que si el grupo no participa activamente de estas acciones, respondiendo de manera adecuada, todo lo que el líder haga, no dará los frutos esperados. De manera que es necesario plantearse esta cuestión: ¿cómo "convencer" a las personas que forman parte de una organización y, en especial, de un grupo de staff, para que sigan al líder y participen activamente en la consecución del objetivo de la organización? La respuesta es simple y compleja, a la vez: es necesario que las personas hagan suyas las finalidades de la organización. No basta con que simplemente estén enterados de la existencia de tales fines y que los conozcan, sino que hace falta que se mantengan conscientemente activos para perseguirlos y que se sostengan mutuamente para lograrlos. Ésta es la única forma de generar la colaboración que posibilitará el trabajo en grupo.



« return to the contest overview



Translation contests
A fun way to take a break from your normal routine and test - and hone - your skills with colleagues.