Mobile menu

Off topic: Lógica, Filosofía y Metafísica...En el Día de San Valentín
Thread poster: Maria Luisa Duarte

Maria Luisa Duarte  Identity Verified
Spain
Local time: 20:15
English to Portuguese
+ ...
Feb 13, 2004

Hola colegas
Que tengan un "Día de San Valentín" muy feliz.
MLD


Ah, febrero! Mes en que los días están llenos de aroma de chocolates y fragancias de flores. Mes de tarjetas postales y cartas de amor, de juramentos y promesas, de regalos y canciones. Mes en que por doquiera encontramos corazones rojos y cupidos que a ciegas disparan las flechas de su arcón. En que por doquiera encontramos rosas encarnadas y claveles carmesí que, envueltos en papel celofán y atadas con cintas de arrebol, esperan con ansias la llegada del "Día de San Valentín".

Oscar Wilde, escritor ingl√©s nacido en Dubl√≠n en 1854 y muerto en Par√≠s en 1900, autor de la obra maestra "El Retrato de Dorian Gray", nos cuenta una hermosa historia de amor de una rosa roja y un ruise√Īor. Claro es, la historia se llama "La Rosa y el Ruise√Īor" y cuenta as√≠:

Era una vez un joven fil√≥sofo a quien su amada le hab√≠a ofrecido bailar con √©l en la fiesta que dar√≠a el pr√≠ncipe al d√≠a siguiente si le llevaba una rosa roja que pudiera lucir muy cerca del coraz√≥n. Pero aquel invierno, las tempestades hab√≠an resquebrajado las ramas de todos los rosales, y el fr√≠o glacial hab√≠a helado la savia de sus venas y sus brotes, y no hab√≠a ni una sola rosa roja en ning√ļn jard√≠n. El joven hab√≠a le√≠do todo lo que hab√≠an escrito los sabios y conoc√≠a todos los secretos de la Filosof√≠a; sin embargo, la falta de una rosa roja lo hac√≠a sentir el mayor de los infortunios. "Si yo encontrara una rosa roja mi amada bailar√≠a conmigo y la tendr√≠a entre mis brazos hasta la aurora; ella inclinar√≠a su cabeza en mi pecho y mi mano estrechar√≠a la suya. Pero no hay una sola rosa en el jard√≠n para ofrecerle -triste y desolado se lamentaba-, ella me ignorar√° y mi coraz√≥n se partir√° en miles de pedazos". Y diciendo esto, escondi√≥ el rostro entre las manos y con profunda amargura comenz√≥ a llorar. Un ruise√Īor, que desde la copa de un frondoso √°rbol lo escuchaba, se dec√≠a para s√≠:

"Lo que para mí es razón de mi canto para él es causa de infortunio.
Realmente el amor es una cosa maravillosa. Es m√°s precioso que la esmeralda m√°s extra√Īa y que el m√°s fino √≥palo. Las perlas y los granates no lo pueden comprar. No se le encuentra en los mercados y su valor no se puede comparar ni siquiera con el del mismo oro". El ruise√Īor, que ciertamente comprend√≠a el profundo misterio del amor, despu√©s de permanecer largo tiempo en profundo silencio, levant√≥ las alas y fue a posarse, uno a uno, en todos los rosales del jard√≠n. "Dame una rosa roja -les dec√≠a- y te cantar√© toda la noche mis m√°s bellos cantos de amor". Pero ninguno de ellos se la pudo ofrecer. "S√≥lo una rosa roja deseo. ¬ŅEs que no hay ninguna forma de que la pueda obtener?" -preguntaba una y otra vez, con sus cantos, el ruise√Īor. "Hay una forma, pero tan terrible que no osaba dec√≠rtela -exclam√≥ un
peque√Īo rosal que crec√≠a bajo la ventana en la que el ruise√Īor hab√≠a pasado sus noches cant√°ndole al joven estudiante y hablando de √©l, a las estrellas. "Ser√≠a necesario que cuando la luna saliera clavaras tu coraz√≥n contra una de mis espinas y que cantaras toda la noche para que la sangre de tu vida corriera por mis venas y volvi√©ndose m√≠a formara la rosa roja que deseas". Cuando la luna comenz√≥ a brillar en el horizonte el ruise√Īor se pos√≥ en la m√°s alta rama del rosal, dej√≥ que la espina m√°s grande atravesara su coraz√≥n y, m√°s hermoso que nunca, comenz√≥ a cantar. A medida que la espina penetraba m√°s y m√°s, m√°s y m√°s la vida se le iba, y m√°s y m√°s hermosos sus cantos se volv√≠an. Y a medida que la hermosa luna de cristal, m√°s y m√°s se inclinaba para escucharlo, p√©talo tras p√©talo, comenzaba a florecer una rosa maravillosa y p√°lida como las alas plateadas de la misma luna. "Apri√©tate m√°s contra la espina, peque√Īo ruise√Īor -dec√≠a el rosal- o llegar√° el d√≠a sin que la rosa haya terminado de crecer". El ruise√Īor se apret√≥ m√°s a√ļn contra la espina que lleg√≥ a lo m√°s profundo de su coraz√≥n y mientras m√°s cruel era el dolor que lo desgarraba m√°s bello era el canto que cantaba, porque le cantaba al Amor que era perfeccionado con la Muerte, al Amor que no mor√≠a en la tumba.

Cuando el sol despunt√≥ sobre el horizonte, la rosa maravillosa que se hab√≠a tornado p√ļrpura como el cielo del Levante y como los granates y rub√≠es del Oriente, temblando de √©xtasis abri√≥ sus p√©talos al aire fresco de la ma√Īana. "¬°Mira! ¬°Mira! -grit√≥ el rosal- ¬°La rosa est√°terminada!". Pero el ruise√Īor no contest√≥. Su voz se hab√≠a extinguido, sus alas hab√≠an dejado de batir y un denso velo hab√≠a descendido sobre sus ojos. Cuando el joven estudiante abri√≥ la ventana descubri√≥ at√≥nito la hermosa rosa roja que crec√≠a en el rosal. Al tiempo que se inclinaba para cortarla, exclam√≥: "¬°Que suerte! ¬°Una rosa roja! ¬°Es tan bella, que seguramente debe tener un nombre muy largo en lat√≠n!". Fue presuroso por su sombrero y su abrigo y corri√≥ a ofrecerla a su amada, imaginando que la pondr√≠a muy cerca de su coraz√≥n y que bailar√≠a con ella toda la noche y que as√≠ podr√≠a hablarle de su amor. Pero la joven, al recibir la rosa, le pareci√≥ que no lucir√≠a bien con
el vestido que iba a llevar al baile. "Por otra parte -le dijo- un noble caballero me ha enviado algunas joyas. Y todo el mundo sabe que las joyas cuestan m√°s que las flores". El joven fil√≥sofo lleno de c√≥lera arroj√≥ la rosa al suelo que cay√≥ en un riachuelo y fue arrastrada hasta que un carruaje que pasaba la destroz√≥. "Qu√© cosa m√°s absurda es el amor. -se dijo- No es ni la mitad de √ļtil que la L√≥gica. No prueba nada. Habla siempre de cosas que nunca llegan y hace creer cosas que no son ciertas. No es nada pr√°ctico. Y como en esta √©poca ser pr√°ctico es esencial, regresar√© a la Filosof√≠a y estudiar√© Metaf√≠sica". Regres√≥ a su habitaci√≥n y, tomando un grueso libro, se puso a leer. Oscar Wilde termina as√≠ su historia.

¬ŅSer√° que alguna de tantas rosas rojas de este D√≠a de San Valent√≠n haya sido creada con la sangre de alg√ļn ruise√Īor? ¬ŅSer√° que alguna hable de un amor tan grande como el del ruise√Īor? No lo s√©. Pero lo que s√≠ s√© es que al recibir una rosa roja de un hijo, el D√≠a de San Valent√≠n, el coraz√≥n de una madre experimenta que el amor trasciende toda l√≥gica, toda filosof√≠a y toda metaf√≠sica, porque el amor nace del Coraz√≥n mismo del Creador.-

Autor: Elizabeth OJEDA PALMA


Direct link Reply with quote
 


To report site rules violations or get help, contact a site moderator:


You can also contact site staff by submitting a support request »

Lógica, Filosofía y Metafísica...En el Día de San Valentín

Advanced search






WordFinder
The words you want Anywhere, Anytime

WordFinder is the market's fastest and easiest way of finding the right word, term, translation or synonym in one or more dictionaries. In our assortment you can choose among more than 120 dictionaries in 15 languages from leading publishers.

More info »
SDL MultiTerm 2017
Guarantee a unified, consistent and high-quality translation with terminology software by the industry leaders.

SDL MultiTerm 2017 allows translators to create one central location to store and manage multilingual terminology, and with SDL MultiTerm Extract 2017 you can automatically create term lists from your existing documentation to save time.

More info »



All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs