Mobile menu

Off topic: La palabra (Eduardo Galeano)
Thread poster: Aurora Humarán
Aurora Humarán  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
English to Spanish
+ ...
Jun 11, 2005

La palabra

Estás encerrado, supongamos, penando tus penares, tus penas de verdad, penas del dolor y del horror, y también las otras, tus penas tontas y tantas: estás condenado, supongamos, a pena perpetua, prisionero de la tristeza en celda solitaria, incomunicado y sin visita. Y de pronto, supongamos, aparece una pulga, inesperada, que se pone a practicar piruetas de circo en la palma de tu mano. Una pulga: una palabra. Una palabrita, que llega sin aviso, y juega.
Robert Hass cuenta la historia de un amigo. El sólo tenía cenizas en el pecho, y una noche decidió que ya no daba más. Subió al puente de San Francisco y trepó por los fierros, para arrojarse a las aguas de la bahía. Y ya iba a tirarse, cuando una palabra apareció, traída por los aires marinos o por quién sabe quién. Era la palabra seafood, que a primera vista nada tiene de raro ni de cómico, pero al amigo de Robert Hass esa palabra le sonó ridícula, y él se detuvo a pensar en lo ridícula que era. En eso estuvo, mientras pasaban los segundos, los minutos. Cuando se quiso acordar, ya había perdido las ganas de suicidarse, y se volvió a la casa. La casa estaba vacía, nadie lo esperaba, pero él estaba vivo.
Pienso en las palabras que podrían salvarme, llegado el caso. A mí, o a otros. Podrían salvar muchas vidas, me parece, se me ocurre, si llegaran a tiempo, palabras como cacofónico, paralelepípedo, chinchulín, pluscuamperfecto, pusilánime...



Hace algunos pocos años estaba almorzando con mis compañeras del banco. De pronto sentí un ruidito dentro de la cabeza y recorrí las caras de mis compañeras ¿lo habían escuchado, también? No, nadie había escuchado nada. A los pocos segundos comenzó una jaqueca como nunca había tenido. Ya era hora de volver al banco. Antes de volver a mis traducciones, fui al baño. Casi me desmayo cuando me vi en el espejo: tenía la cara roja como si hubiera corrido veinte kilómetros. Fui hasta la farmacia y pedí que me tomaran la presión (soy hipocondríaca confesa e incurable, que es como decir una redundancia). 12-8. Normalísima.

Cuando volví al banco, el espejo me devolvió una cara directamente fucsia. También uno de mis brazos estaba de color encendido.
Me acerqué a algunas compañeras, pero no hizo falta que dijera nada: tenía la cara bordeau (borravino) y el brazo izquierdo de color violeta. Llamaron a la ambulancia y llegó un médico que me miró sin eufemismos. Hizo una revisación clínica rápida y me pidió que llamara a algún familiar. Llamé a papi a la Aduana (papi llegó pálido a los minutos) y el médico llamó a la obra social: necesitaba un turno para una tomografía de urgencia.

Hasta ese momento yo estaba casi divertida, mi parte hipocondríaca ya acariciaba nombres de enfermedades, remedios y tratamientos. Mi parte racional (juro que tengo una) sacó el cartoncito de donante de órganos. Aunque ahora que lo pienso, la que sacó el cartoncito también fue la hipocondríaca.

Cuando estábamos por subir a la ambulancia (mi padre blanco, yo fucsia) el médico llamó a la obra social otra vez. ¿Por qué una tomografía de urgencia? Por los síntomas de la paciente. Rash en cara y brazo izquierdo, tinitus con jaqueca y paciente pusilánime.

Esa palabra (que es la misma que deja colgando Galeano más arriba) me sacó de contexto. ¿Yo? ¿Pusilánime? Ahí no pude concentrarme más en remedios ni en miedos. Le dije a papi: ¿vos escuchaste lo que dijo este tipo de mí? ¡Pusilánime! Já.

Cuando subimos a la ambulancia, papi llamó a mi mamá y le contó todo (al menos todo lo que se puede contar por teléfono: hija-tomografía-ambulancia era demasiado). Le pedí a papi: no cortes, dame con ella.

¿Hola? Mami. Necesito que me hagas un gran favor. Andá a la Espasa Calpe y fijate qué significa «pusilánime». Mami no se opuso, ella me parió...

Como sé que ustedes son como yo les cuento qué dice el DRAE:

Pusilánime:. adj. Falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes.

Parece ser que es una palabrita que usan los médicos para definir algunos síntomas.

La historia terminó bien. Como es fácil de deducir, no me morí. Pero se me quedó muy adentro el recuerdo de cómo la palabrista que soy está siempre, siempre atenta. Es como si quienes trabajamos con las palabras tuviéramos la capacidad de atraparlas en el aire. A veces para hacerlas cruzar por el Puente (¿Utópico?) de la Traducción. A veces para conocer todos sus pliegues, todos sus silencios.

Buenas noches.

Au


Direct link Reply with quote
 

Luis Rey Ballesteros (Luiroi)  Identity Verified
Local time: 18:23
Spanish to English
+ ...
Justo antes de irme a dormir... Jun 11, 2005

me topé con tu escrito y lo primero que vi fue que había una referencia a Eduardo Galeano. Acto seguido, me atrapó la narración de Eduardo y luego la tuya. Y, efectivamente, me dije, hay palabras que de repente paren nuevas vías o abortan otras. En esa tesitura estaba cuando el comentarista de un noticiero estaba violando la frase "en torno" a más no poder, como acostumbra hacerlo todas las noches. Sí, parece que no conoce otra o alguna venganza tiene contra "respecto a/sobre/en relación con, etc."

Galeano hace una historia magistral a partir de un estertor de mosca o de un balón de futbol, no cabe duda.

Tu historia muy amena y vívida. Seguramente también ibas cianótica y la disnea te envolvía al verte frente al pusilánime doctor.

¡Gracias por compartir un girón de vida!

P.D. Hablando ahora de un poco de muerte, que todos vamos para allá, en la última (¿¿será??) estación del tren, cito algunos dichos de la vox populi de por acá:

Hay muertos que no hacen ruido y es más grande su pena.
Huyes de la mortaja y te abrazas del difunto.
Mala yerba nunca muere . . . y si muere, ni hace falta.
Muerta Jacinta, que se mueran los guajolotes.
Primero muerto que cadáver.
Y la muerte dijo: flaca, pero no de hambre.
Como la muerte de Apango: ni chupa, ni bebe, ni va al fandango.


Direct link Reply with quote
 
Aurora Humarán  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
English to Spanish
+ ...
TOPIC STARTER
hola Jun 11, 2005

Luis Rey Ballesteros (Luiroi) wrote:

Tu historia muy amena y vívida. Seguramente también ibas cianótica y la disnea te envolvía al verte frente al pusilánime doctor.



¡Es que yo siempre entendí «pusilánime» = ser despreciable! En fin, que hasta en el borde la muerte (o del drama) se puede aprender algo.




Hablando ahora de un poco de muerte...




Yo a veces pienso que no es que yo hable sobre la muerte, sino que es ella la que se acerca a susurrarme. Ayer estaba leyendo las últimas frases dichas por personajes famosos. Un sentimiento encontrado: por un lado lo sentí como algo un tanto mórbdo/morboso (¿son sinónimos?), pero por otro lado me pareció una manera (seguramente humana) de bajar a la tierra el tema de nuestro inevitable final.

Acá dejo algunas (desconozco si son auténticas):

* Director de películas de notorio corte surrealista, como “El perro andaluz”, el español Luis Buñuel, se limitó a decir: “Me muero”. Idénticas palabras dijo Antón Chéjov, aunque muchos aún afirman que el escritor ruso murió exclamando: “¡Champán!”.

*El escritor Lewis Carroll, autor de “Alicia en el País de las Maravillas”, murió en su casa, enfadado con su enfermera dijo: “Quíteme esta almohada. Ya no la necesito".

*Condenada a ser decapitada por presunto adulterio y alta traición, Ana Bolena fue llevada al cadalso, donde le dijo a su verdugo: “No le dará ningún trabajo: tengo el cuello muy fino".

*En su lecho de muerte, el escritor chileno José Donoso al parecer no dijo nada. Sólo pidió que le leyeran el poema “Altazor”, de Vicente Huidobro.


Bueno, suficiente masoquismo para un sábado.
Au


Direct link Reply with quote
 

Eduardo Pérez  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
Spanish to English
+ ...
Palabritas Jun 11, 2005

¡¡Precioso lo de Galeano!! Que linda manera de levantarse, muchas gracias por el detalle Au. Volviendo al tema de "la palabra", y para escaparle un poco al de "la muerte" (tocó madera, que soy tan joven para morir!!!! jaja), me da la sensación de que a todos los traductores nos pasa más o menos lo mismo (para no decir "nos sentimos identificados", que a mi no me gusta para nada). Esto de estar todo el día mirando palabritas, pensándolas, sabiendo que, a veces, dos palabras dicen lo mismo y a veces no, los matices, los sonidos, las situaciones (¿no les pasa cada tanto que tienden a relacionar una palabra y un lugar, a pensar "uhh, a esa palabra o frase la escuché cuando estaba doblando la esquina con fulanita y estabamos hablando de tal cosa..."?) te vuelve un poco paranóico, pero en el buen sentido, quiero decir incoscientemente alerta de las palabras, como pasó con el tipo del noticero, y en realidad, no pasa solo ahí, pasa todo el tiempo, vas camiando por la calle y escuchás una conversación al pasar y pensás "uhh, se le escapo un `de que`, uhh, se comió una preposición" y así. Y por razones que no remanyo (entiendo) demasiado bien, la palabra nos maravilla, nos facina, nos moviliza, son como esos arreglitos de guitarra de los Stones que duran dos segundos pero alcanzan y sobran para ponerte la piel de gallina, o como los olores de Proust, el café con leche un sábado a la mañana. Pero me parece que ciertas palabras nos maravillan más aún cuando nos descolocan, y a sabiendas o no nunca dejamos de agradecer ese gesto que tuvo esa persona, y que quizás hizo sin querer. El otro día estabamos discutiendo de futbol con varios amigos (para variar, conversación de hombres) y uno dice: "pero viste Pavone, tiene un promedio de gol espeluznante", queriendo decir, increíble. Sinceramente no sabía como agradecerle, les juro, pero ¿cómo le explico lo que me pasó? O escuchar a los tangueros decir "berretín" (¿cómo se traduce?) o las oraciones descuajeringadas de Roberto Arlt. Para mí esos momentos no tienen precio.
¿Qué se yo? Yo soy un eterno agradecido de las palabras y me pone feliz llegar a este punto y poder decir que disfruto enormemente de mi trabajo, porque tiene que ver con la lengua, con el idioma, con las palabras. Por eso cada vez que empiezo un libro, alquilo una peli o me engancho en una conversación, espero que me sorprendan, por el contenido, pero también por la forma, vamos, por las palabras.
En fin, nada más, es bueno saber que hay gente como uno. Un abrazo.





[Edited at 2005-06-11 21:53]


Direct link Reply with quote
 

claudia bagnardi  Identity Verified
Local time: 21:23
English to Spanish
+ ...
Muy bueno Au Jun 11, 2005

...hacen buena yunta Galeano y vos.(Además es tan buenmozo...)
Es verdad lo de las palabras. A veces se convierten en itinerarios, o mojones en la vida de uno. ¿Sabremos el peso que tienen nuestras palabras? ¿Sabrán los demás el peso que tienen cuando nos las dicen?
Me vienen a la mente miles de anécdotas que se refieren a una sola palabra, bueno, o dos.
Luiroi: tus dichos quedaron como un poema todos juntitos.Chapeau!
buen sábado y gracias
Clod


Direct link Reply with quote
 
Aurora Humarán  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
English to Spanish
+ ...
TOPIC STARTER
Y además... Jun 11, 2005

Gracias, Clau. Bien sabés cuánto admiro a Galeano que puede (y sabe) ser duro si se pone el sombrero de la política; mágico, si se pone el gorro con cascabeles de la poesía.

La tara de los traductores con las palabras (II parte)

El otro día leí en el Suplemento Ñ (no me canso de recomendarlo, incluso se pueden leer en la Internet) leí la carta de una lectora que hablaba sobre el uso que hacen los médicos del diminutivo: «a ver queridita, deme el bracito así le puedo sacar un poquito de sangrecita». Ella defendía que los médicos hablan así no para calmarnos, sino para demostrar superioridad, que estamos en sus manos. (¡Y es que sí estamos en sus manos!) Bueno, vaya esto como introducción para contarles que marché a una especialista muy guau y llena de recomendaciones: ella analizaría mi tomografía (y los otros estudios que tuve que hacerme luego: otro tomografía con aplicación de no sé qué, pero que picaba como lam, en el brazo, en el bracito; en esta tomografía se sentían ruidos extraños y muy molestos).

A los hipocondríacos nos gusta tener enfermedades, tener que comprar remedios, hacernos tratamientos de nombres raros, pero, en definitiva, ¡también le tenemos miedo a la muerte! La hipocondría es una especie de pasatiempo.

Ahí estaba yo, sentadita. Ahí estaba ella, sentada.

¿Recuerdan a Woody Allen en Hannah y sus hermanas? ¿Recuerdan la cara que tenía mientras el médico miraba sus radiografías? Así estaba yo, en las manos de esta mujer que prolongó por ¿días? su comentario. Y habló para decir:

«Su problema es es azoteico».

[Ya me habían explicado que había tenido un mini derrame y que bla bla bla, pero querían saber si tenía algún problema físico, fuera del grito que pegó mi cerebro aquel día].

Escuché la palabra azoteico y se disparó el descontrol. A(zoo?)teico. ¿Algo que yo tengo, pero de lo que carecen los animales? (los otros bah, no debería olvidar que soy un animal, aunque letrado y bastante domesticado). Prefijo «a». ¿Qué quería decir¿ ¿Qué quería decir? ¡Sin! ¿Qué es lo que me falta? ¿Atemporal, fuera del tiempo? ¿Azooteica, fuera de los animales?
Luego pasé a otra posibilidad: se refería a algún mal ancestral: me disparé a los nombres: cenozoica, ¿azoica sería sinónimo de azoteica? ¿Tenía yo algún cromosoma sin vida?

No sé si leyó en mi frente la desmesurada, la descontrolada hilera de palabras que buscaban una respuesta, pero se sonrió, se puso un dedo en la sien y dijo: «lo suyo es azoteico, de la azotea. Puedo recomendarle un buen psicoterapeuta».

Azotea: argentinismo por cabeza.

Au

[Edited at 2005-06-11 19:19]


Direct link Reply with quote
 

Eduardo Pérez  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
Spanish to English
+ ...
Otra para el marote Jun 11, 2005

A mí me gusta también una que escuché por ahí, de un español: la "quijotera". Diganme si no es gráfica. Abrazo.

Direct link Reply with quote
 

Eduardo Pérez  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
Spanish to English
+ ...
se me chispoteó Jun 11, 2005

Eduardo Pérez wrote:


Me había mandado un "sabiendo de que" horrible, chee, ¿cómo me lo permiten? jaja



[Edited at 2005-06-11 21:53]


Direct link Reply with quote
 
Aurora Humarán  Identity Verified
Argentina
Local time: 21:23
English to Spanish
+ ...
TOPIC STARTER
Herederos Jun 11, 2005

Eduardo Pérez wrote:

¡¡Precioso lo de Galeano!! Que linda manera de levantarse, muchas gracias por el detalle Au. Volviendo al tema de "la palabra", y para escaparle un poco al de "la muerte" (tocó madera, que soy tan joven para morir!!!! jaja), me da la sensación de que a todos los traductores nos pasa más o menos lo mismo (para no decir "nos sentimos identificados", que a mi no me gusta para nada). Esto de estar todo el día mirando palabritas, pensándolas, sabiendo que, a veces, dos palabras dicen lo mismo y a veces no, los matices, los sonidos, las situaciones (¿no les pasa cada tanto que tienden a relacionar una palabra y un lugar, a pensar "uhh, a esa palabra o frase la escuché cuando estaba doblando la esquina con fulanita y estabamos hablando de tal cosa..."?) te vuelve un poco paranóico, pero en el buen sentido, quiero decir incoscientemente alerta de las palabras, como pasó con el tipo del noticero, y en realidad, no pasa solo ahí, pasa todo el tiempo, vas camiando por la calle y escuchás una conversación al pasar y pensás "uhh, se le escapo un `de que`, uhh, se comió una preposición" y así. Y por razones que no remanyo (entiendo) demasiado bien, la palabra nos maravilla, nos facina, nos moviliza, son como esos arreglitos de guitarra de los Stones que duran dos segundos pero alcanzan y sobran para ponerte la piel de gallina, o como los olores de Proust, el café con leche un sábado a la mañana. Pero me parece que ciertas palabras nos maravillan más aún cuando nos descolocan, y a sabiendas o no nunca dejamos de agradecer ese gesto que tuvo esa persona, y que quizás hizo sin querer. El otro día estabamos discutiendo de futbol con varios amigos (para variar, conversación de hombres) y uno dice: "pero viste Pavone, tiene un promedio de gol espeluznante", queriendo decir, increíble. Sinceramente no sabía como agradecerle, les juro, pero ¿cómo le explico lo que me pasó? O escuchar a los tangueros decir "berretín" (¿cómo se traduce?) o las oraciones descuajeringadas de Roberto Arlt. Para mí esos momentos no tienen precio.
¿Qué se yo? Yo soy un eterno agradecido de las palabras y me pone feliz llegar a este punto y poder decir que disfruto enormemente de mi trabajo, porque tiene que ver con la lengua, con el idioma, con las palabras. Por eso cada vez que empiezo un libro, alquilo una peli o me engancho en una conversación, espero que me sorprendan, por el contenido, pero también por la forma, vamos, por las palabras.
En fin, nada más, es bueno saber que hay gente como uno. Un abrazo.



¡Qué lindo todo lo que escribiste! ¿Y sabés por qué? Porque siento que a los más veteranos nos queda la tranquilidad de que atrás vienen otros Cronopios, festejando este amor por las palabras.

Au


Direct link Reply with quote
 


To report site rules violations or get help, contact a site moderator:


You can also contact site staff by submitting a support request »

La palabra (Eduardo Galeano)

Advanced search






SDL MultiTerm 2017
Guarantee a unified, consistent and high-quality translation with terminology software by the industry leaders.

SDL MultiTerm 2017 allows translators to create one central location to store and manage multilingual terminology, and with SDL MultiTerm Extract 2017 you can automatically create term lists from your existing documentation to save time.

More info »
Anycount & Translation Office 3000
Translation Office 3000

Translation Office 3000 is an advanced accounting tool for freelance translators and small agencies. TO3000 easily and seamlessly integrates with the business life of professional freelance translators.

More info »



All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs