ProZ.com global directory of translation services
 The translation workplace
Ideas
KudoZ home » English to Spanish » Medical

euthyreotic

Spanish translation: eutiroideo

Login or register (free and only takes a few minutes) to participate in this question.

You will also have access to many other tools and opportunities designed for those who have language-related jobs
(or are passionate about them). Participation is free and the site has a strict confidentiality policy.
GLOSSARY ENTRY (DERIVED FROM QUESTION BELOW)
English term or phrase:euthyreotic
Spanish translation:eutiroideo
Entered by: Karina Pelech
Options:
- Contribute to this entry
- Include in personal glossary

20:06 Aug 27, 2002
English to Spanish translations [PRO]
Medical
English term or phrase: euthyreotic
medicina
katherinne valderrama
eutiroideo
Explanation:
¿Qué es la tiroiditis?
El tiroides es una glándula situada en el cuello cuya función es producir hormonas, la tiroxina (T4) y la triiodotironina (T3), que actúan sobre el metabolismo basal del cuerpo, estimulando las funciones corporales. Para que el tiroides produzca y libere tiroxina, primero debe de ser estimulada por otra hormona (hormona liberadora de tirotropina = TRH) que se produce en el hipotálamo, situado en el cerebro. La TRH a su vez estimula la hipófisis que libera la hormona estimuladora del tiroides (= TSH) la cual como su nombre indica estimula el tiroides para producir tiroxina. Las enfermedades que se pueden producir se deben a un aumento o disminución de esta hormona así como a aumentos en el tamaño de la glándula o a ambos. El término tiroiditis indica la existencia de una inflamación de la glándula tiroides con destrucción de su estructura. Engloba un grupo heterogéneo de procesos con síntomas muy diferentes. Son más frecuentes en mujeres.





Tiroiditis bacteriana
Es poco frecuente. Está causada principalmente por bacterias, y a veces por hongos y parásitos. Suele presentarse como un dolor brusco en la parte anterior del cuello junto con malestar general y fiebre. Al tocar el cuello se nota una zona caliente, dolorosa y enrojecida.

En general, para el diagnóstico es suficiente con los síntomas no obstante se pueden realizar algunas pruebas. En el análisis de sangre se detecta un aumento de los leucocitos así como de la velocidad de sedimentación (VSG) pero la determinación de hormonas tiroideas y los anticuerpos antitiroideos son normales.

El tratamiento consiste en reposo y antibióticos específicos siendo característica la resolución del cuadro sin secuelas.





Tiroiditis subaguda granulomatosa o de Quervain
Es una de las enfermedades del tiroides más frecuente. Se produce, generalmente, tras una infección de las vías respiratorias altas producida por un virus y suele aparecer en verano y en otoño.

Los primeros síntomas en dar la cara son: dolores musculares, fiebre moderada y dolor de garganta, dolor en la parte anterior del cuello que irradia a los oídos y molestias al tragar. La palpación del tiroides también es muy dolorosa. En este momento aparecen ciertos síntomas de hipertiroidismo tales como palpitaciones, sudoración, sensibilidad al calor y temblor debidos a la liberación masiva de hormonas tiroideas. Se produce así el comienzo de una fase de hipertiroidismo (por una liberación brusca de hormona tiroidea), seguido de una fase de hipotiroidismo y al final el paciente queda eutiroideo, es decir, se normaliza la función tiroidea. En su tratamiento se emplean analgésicos de forma habitual.

Ver Imagen






Tiroiditis linfocitaria silente
Se suele producir en mujeres durante el postparto, con aumento del tamaño de la glándula y sin dolor a la palpación. Hay una fase de hipertiroidismo, luego hipotiroidismo y al final eutiroidismo. El tratamiento es para el control de los síntomas mientras dura la fase de hipertiroidismo.





Tiroiditis de Hashimoto Es una tiroiditis crónica. Considerada como una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo. Se incluye dentro del grupo de las enfermedades tiroideas autoinmunes. Predomina en las mujeres y la edad de máxima incidencia se sitúa entre los 30 y 50 años. Es la causa más común de bocio en niños y adolescentes (sobre todo, entre los 11 y los 14 años).

Es frecuente su asociación con otras enfermedades de origen autoinmune: diabetes mellitus tipo I, enfermedad de Addison, anemia perniciosa, alopecia areata, vitíligo… Asimismo, se conoce la predisposición genética (la enfermedad presente en varios miembros de una familia) y la influencia de los factores ambientales (virus, yodo) a la hora de desarrollar esta patología.

Ver Imagen


Lo más característico de estos individuos es la presencia de un bocio o crecimiento del tiroides, de una forma gradual, afectando más a uno de los lóbulos. Es de consistencia blanda, no duele al tocarlo y su superficie es rugosa sin delimitar claros nódulos en ella. La evolución de este bocio es variable:

La mitad de los pacientes presentarán una función tiroidea normal.
El 10% evolucionará a un hipotiroidismo con síntomas. Los que tienen mayor probabilidad de presentar esta evolución son: varones, mayores de 45 años y con detección de altos títulos de anticuerpos en el momento del diagnóstico.
Más raramente, menos del 5%, presentarán un hipertiroidismo.
La glándula puede seguir creciendo lentamente o bien conservar el mismo tamaño. En el 70-80% disminuirá con el tratamiento.

En los niños se identifican algunas peculiaridades:

El bocio suele ser algo más pequeño.
El nivel de anticuerpos detectados es inferior.
Casi el 50% evolucionan al hipotiroidismo.
El 30% de los pacientes remiten espontáneamente.


El médico de cabecera sospechará la enfermedad ante una persona joven, sobre todo mujer, que presenta un bocio de las características anteriormente mencionadas y que refiere síntomas de hipotiroidismo (cansancio, somnolencia, intolerancia al frío, sequedad de piel, ganancia de peso, estreñimiento…).


La confirmación del diagnóstico se consigue mediante un análisis de sangre en el que se determinarán los:

Niveles de anticuerpos antitiroideos: anticuerpos antiperoxidasa, elevados en más del 95%, y antitiroglobulina en el 50% de los casos. Títulos mayores de 1/2000 son diagnósticos. En los niños las cifras son inferiores y en el 20% de ellos no se detectan.
Hormonas tiroideas: sus niveles variarán según el estado funcional de la glándula.



La gammagrafía tiroidea suele mostrar un aumento difuso del tamaño del tiroides con captación irregular del isótopo.


Finalmente, en casos que plantean dudas diagnósticas puede realizarse una punción del tiroides, la llamada PAAF (punción aspiración con aguja fina), que permite extraer una pequeña muestra de tejido que posteriormente es visualizado a través del microscopio y llegar así a un diagnóstico definitivo.



El tratamiento deberá realizarse siempre bajo supervisión médica y será obligatorio un seguimiento periódico de los pacientes.


La hormona tiroidea será necesaria en aquellos individuos con bocio o hipotiroidismo. El tratamiento quirúrgico se realizará en aquellos casos en los que el gran tamaño del tiroides comprima estructuras vecinas o bien cuando exista la sospecha de la existencia de un tumor en dicho tiroides.





Tiroiditis de Riedel
También llamada tiroiditis invasiva fibrosa. Es la más rara de todas. De predominio en mujeres de entre 30 y 60 años. Es de causa desconocida. Se caracteriza por la presencia de fibrosis en la glándula tiroidea y, con frecuencia, también a otros niveles: pulmón, retroperitoneo, órbita, mediastino, vías biliares…

La enfermedad comienza lentamente con un aumento progresivo del tamaño del tiroides. Éste no duele al ser tocado; es de consistencia muy dura y está adherido a las estructuras vecinas causando, con frecuencia, la compresión de las mismas y originando síntomas como dolor al tragar, afonía, estridor…

En el análisis de sangre no se objetiva alteración de las hormonas tiroideas, salvo en algunos casos en los que hay datos de disminución de la función tiroidea con hipotiroidismo. También pueden detectarse, en menor medida, los anticuerpos antitiroideos. En esta enfermedad es fundamental tener el diagnóstico ya que siempre hay que descartar la existencia de un tumor en el tiroides. Debido a esto, en general, es necesario realizar una biopsia quirúrgica con resección de una parte de la glándula que permita un exhaustivo análisis de la misma.

El tratamiento más adecuado es el quirúrgico, con extirpación de parte del tiroides, para aliviar así la compresión de las estructuras vecinas. Las recurrencias tras la intervención son raras. El pronóstico de la enfermedad dependerá, sobre todo, de la afectación del resto de órganos.





Síndrome del enfermo eutiroideo
Este cuadro se puede presentar en múltiples procesos: infarto agudo de miocardio, enfermedad hepática y renal, diabetes, traumatismos, intervenciones quirúrgicas, infecciones…

Se caracteriza por presentar alteraciones de la función tiroidea con disminución de los niveles de T3 en sangre, aumento de la T3 invertida (forma inactiva) y normalidad de la TSH. Todo ello sin presentar síntomas de enfermedad tiroidea. Lo importante en estos casos es descartar la presencia de un hipotiroidismo mediante la determinación de T4 libre. El tratamiento será el de la enfermedad a la que va asociado.


Suerte ... :o)
Selected response from:

Karina Pelech
Argentina
Local time: 18:28
Grading comment
4 KudoZ points were awarded for this answer



Summary of answers provided
5 +1eutiroideo
Karina Pelech
5eutiroidalJay


Discussion entries: 1





  

Answers


10 mins   confidence: Answerer confidence 5/5 peer agreement (net): +1
eutiroideo


Explanation:
¿Qué es la tiroiditis?
El tiroides es una glándula situada en el cuello cuya función es producir hormonas, la tiroxina (T4) y la triiodotironina (T3), que actúan sobre el metabolismo basal del cuerpo, estimulando las funciones corporales. Para que el tiroides produzca y libere tiroxina, primero debe de ser estimulada por otra hormona (hormona liberadora de tirotropina = TRH) que se produce en el hipotálamo, situado en el cerebro. La TRH a su vez estimula la hipófisis que libera la hormona estimuladora del tiroides (= TSH) la cual como su nombre indica estimula el tiroides para producir tiroxina. Las enfermedades que se pueden producir se deben a un aumento o disminución de esta hormona así como a aumentos en el tamaño de la glándula o a ambos. El término tiroiditis indica la existencia de una inflamación de la glándula tiroides con destrucción de su estructura. Engloba un grupo heterogéneo de procesos con síntomas muy diferentes. Son más frecuentes en mujeres.





Tiroiditis bacteriana
Es poco frecuente. Está causada principalmente por bacterias, y a veces por hongos y parásitos. Suele presentarse como un dolor brusco en la parte anterior del cuello junto con malestar general y fiebre. Al tocar el cuello se nota una zona caliente, dolorosa y enrojecida.

En general, para el diagnóstico es suficiente con los síntomas no obstante se pueden realizar algunas pruebas. En el análisis de sangre se detecta un aumento de los leucocitos así como de la velocidad de sedimentación (VSG) pero la determinación de hormonas tiroideas y los anticuerpos antitiroideos son normales.

El tratamiento consiste en reposo y antibióticos específicos siendo característica la resolución del cuadro sin secuelas.





Tiroiditis subaguda granulomatosa o de Quervain
Es una de las enfermedades del tiroides más frecuente. Se produce, generalmente, tras una infección de las vías respiratorias altas producida por un virus y suele aparecer en verano y en otoño.

Los primeros síntomas en dar la cara son: dolores musculares, fiebre moderada y dolor de garganta, dolor en la parte anterior del cuello que irradia a los oídos y molestias al tragar. La palpación del tiroides también es muy dolorosa. En este momento aparecen ciertos síntomas de hipertiroidismo tales como palpitaciones, sudoración, sensibilidad al calor y temblor debidos a la liberación masiva de hormonas tiroideas. Se produce así el comienzo de una fase de hipertiroidismo (por una liberación brusca de hormona tiroidea), seguido de una fase de hipotiroidismo y al final el paciente queda eutiroideo, es decir, se normaliza la función tiroidea. En su tratamiento se emplean analgésicos de forma habitual.

Ver Imagen






Tiroiditis linfocitaria silente
Se suele producir en mujeres durante el postparto, con aumento del tamaño de la glándula y sin dolor a la palpación. Hay una fase de hipertiroidismo, luego hipotiroidismo y al final eutiroidismo. El tratamiento es para el control de los síntomas mientras dura la fase de hipertiroidismo.





Tiroiditis de Hashimoto Es una tiroiditis crónica. Considerada como una de las causas más frecuentes de hipotiroidismo. Se incluye dentro del grupo de las enfermedades tiroideas autoinmunes. Predomina en las mujeres y la edad de máxima incidencia se sitúa entre los 30 y 50 años. Es la causa más común de bocio en niños y adolescentes (sobre todo, entre los 11 y los 14 años).

Es frecuente su asociación con otras enfermedades de origen autoinmune: diabetes mellitus tipo I, enfermedad de Addison, anemia perniciosa, alopecia areata, vitíligo… Asimismo, se conoce la predisposición genética (la enfermedad presente en varios miembros de una familia) y la influencia de los factores ambientales (virus, yodo) a la hora de desarrollar esta patología.

Ver Imagen


Lo más característico de estos individuos es la presencia de un bocio o crecimiento del tiroides, de una forma gradual, afectando más a uno de los lóbulos. Es de consistencia blanda, no duele al tocarlo y su superficie es rugosa sin delimitar claros nódulos en ella. La evolución de este bocio es variable:

La mitad de los pacientes presentarán una función tiroidea normal.
El 10% evolucionará a un hipotiroidismo con síntomas. Los que tienen mayor probabilidad de presentar esta evolución son: varones, mayores de 45 años y con detección de altos títulos de anticuerpos en el momento del diagnóstico.
Más raramente, menos del 5%, presentarán un hipertiroidismo.
La glándula puede seguir creciendo lentamente o bien conservar el mismo tamaño. En el 70-80% disminuirá con el tratamiento.

En los niños se identifican algunas peculiaridades:

El bocio suele ser algo más pequeño.
El nivel de anticuerpos detectados es inferior.
Casi el 50% evolucionan al hipotiroidismo.
El 30% de los pacientes remiten espontáneamente.


El médico de cabecera sospechará la enfermedad ante una persona joven, sobre todo mujer, que presenta un bocio de las características anteriormente mencionadas y que refiere síntomas de hipotiroidismo (cansancio, somnolencia, intolerancia al frío, sequedad de piel, ganancia de peso, estreñimiento…).


La confirmación del diagnóstico se consigue mediante un análisis de sangre en el que se determinarán los:

Niveles de anticuerpos antitiroideos: anticuerpos antiperoxidasa, elevados en más del 95%, y antitiroglobulina en el 50% de los casos. Títulos mayores de 1/2000 son diagnósticos. En los niños las cifras son inferiores y en el 20% de ellos no se detectan.
Hormonas tiroideas: sus niveles variarán según el estado funcional de la glándula.



La gammagrafía tiroidea suele mostrar un aumento difuso del tamaño del tiroides con captación irregular del isótopo.


Finalmente, en casos que plantean dudas diagnósticas puede realizarse una punción del tiroides, la llamada PAAF (punción aspiración con aguja fina), que permite extraer una pequeña muestra de tejido que posteriormente es visualizado a través del microscopio y llegar así a un diagnóstico definitivo.



El tratamiento deberá realizarse siempre bajo supervisión médica y será obligatorio un seguimiento periódico de los pacientes.


La hormona tiroidea será necesaria en aquellos individuos con bocio o hipotiroidismo. El tratamiento quirúrgico se realizará en aquellos casos en los que el gran tamaño del tiroides comprima estructuras vecinas o bien cuando exista la sospecha de la existencia de un tumor en dicho tiroides.





Tiroiditis de Riedel
También llamada tiroiditis invasiva fibrosa. Es la más rara de todas. De predominio en mujeres de entre 30 y 60 años. Es de causa desconocida. Se caracteriza por la presencia de fibrosis en la glándula tiroidea y, con frecuencia, también a otros niveles: pulmón, retroperitoneo, órbita, mediastino, vías biliares…

La enfermedad comienza lentamente con un aumento progresivo del tamaño del tiroides. Éste no duele al ser tocado; es de consistencia muy dura y está adherido a las estructuras vecinas causando, con frecuencia, la compresión de las mismas y originando síntomas como dolor al tragar, afonía, estridor…

En el análisis de sangre no se objetiva alteración de las hormonas tiroideas, salvo en algunos casos en los que hay datos de disminución de la función tiroidea con hipotiroidismo. También pueden detectarse, en menor medida, los anticuerpos antitiroideos. En esta enfermedad es fundamental tener el diagnóstico ya que siempre hay que descartar la existencia de un tumor en el tiroides. Debido a esto, en general, es necesario realizar una biopsia quirúrgica con resección de una parte de la glándula que permita un exhaustivo análisis de la misma.

El tratamiento más adecuado es el quirúrgico, con extirpación de parte del tiroides, para aliviar así la compresión de las estructuras vecinas. Las recurrencias tras la intervención son raras. El pronóstico de la enfermedad dependerá, sobre todo, de la afectación del resto de órganos.





Síndrome del enfermo eutiroideo
Este cuadro se puede presentar en múltiples procesos: infarto agudo de miocardio, enfermedad hepática y renal, diabetes, traumatismos, intervenciones quirúrgicas, infecciones…

Se caracteriza por presentar alteraciones de la función tiroidea con disminución de los niveles de T3 en sangre, aumento de la T3 invertida (forma inactiva) y normalidad de la TSH. Todo ello sin presentar síntomas de enfermedad tiroidea. Lo importante en estos casos es descartar la presencia de un hipotiroidismo mediante la determinación de T4 libre. El tratamiento será el de la enfermedad a la que va asociado.


Suerte ... :o)


    Reference: http://starmedia.saludalia.com/starmedia/temas_de_salud/doc/...
Karina Pelech
Argentina
Local time: 18:28
Native speaker of: Native in SpanishSpanish
PRO pts in pair: 1146

Peer comments on this answer (and responses from the answerer)
agree  CCW
4 mins
Login to enter a peer comment (or grade)

19 mins   confidence: Answerer confidence 5/5
eutiroidal


Explanation:
Cirugía en la tercera edad
Respuesta tiroidal, adrenérgica y pronóstico clínico.
Calidad de vida después de cirugía urgente.
Síndrome eutiroidal en el paciente quirúrgico geriátrico.
Infecciones ...

ref.:http://www.imim.es/griq/castellano.htm

Jay
United States
Local time: 15:28
PRO pts in pair: 4
Login to enter a peer comment (or grade)




Return to KudoZ list


KudoZ™ translation help
The KudoZ network provides a framework for translators and others to assist each other with translations or explanations of terms and short phrases.



See also: