A new ProZ.com translation contests interface is currently in development, and a preview contest is underway. Click here to visit the new interface »

Previous ProZ.com translation contests

First ProZ.com Translation Contest 2007

English to Spanish


Finalists:35

Source text:

When she moved into his tiny house in Stroud, and took charge of his four small children, Mother was thirty and still quite handsome. She had not, I suppose, met anyone like him before. This rather priggish young man, with his devout gentility, his airs and manners, his music and ambitions, his charm, bright talk, and undeniable good looks, overwhelmed her as soon as she saw him. So she fell in love with him immediately, and remained in love for ever. And herself being comely, sensitive, and adoring, she attracted my father also. And so he married her. And so later he left her - with his children and some more of her own.

When he'd gone, she brought us to the village and waited. She waited for thirty years. I don't think she ever knew what had made him desert her, though the reasons seemed clear enough. She was too honest, too natural for this frightened man; too remote from his tidy laws. She was, after all, a country girl; disordered, hysterical, loving. She was muddled and mischievous as a chimney-jackdaw, she made her nest of rags and jewels, was happy in the sunlight, squawked loudly at danger, pried and was insatiably curious, forgot when to eat or ate all day, and sang when sunsets were red. She lived by the easy laws of the hedgerow, loved the world, and made no plans, had a quick holy eye for natural wonders and couldn't have kept a neat house for her life. What my father wished for was something quite different, something she could never give him - the protective order of an unimpeachable suburbia, which was what he got in the end.

The three or four years Mother spent with my father she fed on for the rest of her life. Her happiness at that time was something she guarded as though it must ensure his eventual return. She would talk about it almost in awe, not that it had ceased but that it had happened at all.


Entry #82 - Points: 8 - WINNER!
Ramon Soto
Mi madre tenía treinta años y aún lucía muy bien cuando se mudó a la casita de mi padre en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños. Me imagino que nunca antes había conocido a nadie igual. Aquel joven tan estirado, con su extrema urbanidad, sus aires y buenos modales, su música y sus ambiciones, su encanto, facilidad de palabra e indiscutible buena apariencia, le causó una impresión arrolladora desde el momento en que lo vio. Así pues, se enamoró de él en el acto y quedó Show full text

Entry #70 - Points: 6
Mónica Algazi
Cuando se fue a vivir a la diminuta casa que él tenía en Stroud y pasó a hacerse cargo de sus cuatro hijos pequeños, Mamá era una mujer de treinta años, aún atractiva. Supongo que nunca antes había conocido a alguien como él. La cautivaron el aire y los modales, la música, el afán de triunfar, la conversación brillante de ese hombre joven recatado, innegablemente apuesto. Y así fue que se enamoró de él desde el primer momento, y siguió así para siempre. Mi padre, por su parte, también Show full text

Entry #30 - Points: 4
Nicholas Ferreira
Mamá tenía treinta años y una apariencia todavía muy hermosa cuando se trasladó a la casita que él tenía en Stroud y asumió el cuidado de sus cuatro niñitos.  Nunca había conocido a uno parecido, me imagino.  Desde el primer instante, le abrumó este joven algo mojigato, de gentileza devota, con sus aires refinados, su afición musical, sus aspiraciones, su encanto, su elocuencia y atractivo innegable.  De inmediato se enamoró de él, y enamorada para siempre Show full text

Entry #86 - Points: 4
Maria Julia Macchi
Cuando se mudó a su diminuta casa en Stroud y se hizo cargo de los cuatro hijos pequeños de él, mi madre tenía treinta años y era todavía bastante atractiva. Supongo que ella no había conocido antes a nadie como él. Este hombre joven y bastante presumido, con su amabilidad, su aire afectado, su música y ambiciones, su encanto, animada conversación e innegable buena apariencia, la cautivó en cuanto lo vio. Se enamoró de él de inmediato y para siempre. Y como ella era bonita, sensible Show full text

Entry #48 - Points: 3
Millan Gonzalez
Cuando se fue a vivir a la minúscula casa que él tenía en Stroud y se hizo cargo de sus niños pequeños, Madre tenía treinta años y conservaba aún gran parte de su atractivo. Me imagino que nunca había conocido a nadie como él hasta entonces. Aquel joven más bien mojigato, con su refinamiento devoto, sus aires y sus maneras, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante palabrería y su innegablemente magnífico aspecto, la abrumó tan pronto como le vio por vez primera. De modo Show full text

Entry #100 - Points: 3
David Cahill
Cuando se mudó a vivir con él a su pequeña casa en Stroud, haciéndose cargo de sus cuatro hijos pequeños, Madre tenía treinta años y aún era bastante atractiva. Supongo que nunca antes había conocido a un hombre como él. Desde el primer momento en que le vio, fue cautivada por ese joven tan altivo, tan sumamente educado, con sus aires y maneras, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación e innegable belleza. Ella se enamoró de inmediato, y así permaneció el resto Show full text

Entry #54 - Points: 2
Pilar Díez
Cuando se mudó a su diminuta casa de Stroud, y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Madre tenía treinta años y era todavía bastante atractiva. Nunca antes, supongo, había conocido a alguien como él. Este hombre joven, bastante puritano, ,  su ferviente refinamiento,  sus aires y su porte, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación, y su indiscutible buena presencia, pudieron con ella en cuanto lo vio. Así que se enamoró de él enseguida, Show full text

Entry #60 - Points: 2
Ilie (X)
Cuando ella se trasladó a su diminuta casa en Stroud, y se hizo cargo de los cuatro niños de él, madre tenía treinta años, y todavía era bastante guapa. Imagino que nunca antes se había encontrado con alguien como él. Desde el primer momento en que lo vio, se sintió abrumada por ese joven más bien mojigato, salido de la alta burguesía beata, con sus aires y maneras, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación, y su innegable buen aspecto. Así que ella se enamoró Show full text

Entry #64 - Points: 2
Rosa Enciso
Cuando mi madre se trasladó a la pequeña casa de Stroud y se hizo cargo de los tres niños pequeños de él, era todavía bastante atractiva, a pesar de haber cumplido ya los treinta. Supongo que nunca había conocido a nadie como él. Ese joven algo puritano, con sus buenos modales y su apariencia, su música y sus ambiciones, su encanto, su conversación brillante e innegable atractivo, le causó, nada más verlo, una profunda impresión. Se enamoró de él en el acto, de un amor que duraría Show full text

Entry #92 - Points: 2
Clare Macnamara
Cuando se instaló en la diminuta casa de su marido en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, mi madre tenía treinta años y era bastante hermosa todavía. Me imagino que nunca había conocido a nadie como él. Aquel joven, más bien mojigato, con su ferviente elegancia, sus aires y modales, su música y ambiciones, su encanto, su brillante conversación y su belleza innegable, la sobrecogió nada más verlo. Así que se enamoró de él enseguida y nunca dejó de amarlo. Y, siendo Show full text

Entry #102 - Points: 2
Maria Elena Martinez
Cuando se mudó con él, a su diminuta casa en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Madre tenía 30 años y aún era muy guapa. Supongo que no había conocido a alguien así en toda su vida. Este joven, algo pedante, con su devota gentileza, sus aires y modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación y su indiscutible belleza, la impactó desde el primer día. Y así fue como se enamoró de él inmediatamente y siguió enamorada para siempre. Y ella, Show full text

Entry #24 - Points: 1
Alfredo Tanús
Cuando ella se mudó a su diminuta casa en Stroud, y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Mamá tenía treinta y todavía estaba bastante saludable. Supongo que nunca había conocido a alguien como él antes. Este joven bastante moralista, con su devota gentileza, sus aires y modos, su música y sus ambiciones, su carisma, su conversación animada y su innegable atractivo, la abrumó apenas lo vio. Entonces se enamoró de él inmediatamente, y continuó enamorada para siempre. Y ella, atractiva, Show full text

Entry #26 - Points: 1
Fabio Descalzi

Cuando se mudó a la casita de él en Stroud y se hizo cargo de los cuatro hijitos, mamá tenía treinta años y aún era muy bonita. No creo que haya conocido antes a nadie como él. Ese joven bastante puritano, con su dedicada gentileza, sus gestos y modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación, y su aspecto innegablemente agradable, la apasionó ni bien lo vio. Entonces se enamoró de él de inmediato, y seguiría por siempre enamorada. Y siendo ella atractiva, Show full text

Entry #40 - Points: 1
Elena Robles Sanjuan
En la época en que se mudó a esta casita en Stroud y se hizo cargo de sus hijos más pequeños, mi madre tenía treinta años y era aún bastante hermosa.
Me imagino que no había conocido antes a nadie como él. Con su afectada gentileza, sus aires y sus modales, su música y sus ambiciones, su encanto, y con un discurso brillante y un innegable atractivo, esta especie de adolescente mojigato la cautivó en el momento en que le vió.
Se enamoró de él de inmediato y siguió enamorada en Show full text

Entry #52 - Points: 1
Humberto Jijon

Cuando se mudó a su diminuta casa en Stroud, y se hizo cargo de sus cuatro pequeños hijos, Madre tenía treinta años y era aún muy guapa. Ella no había, supongo, conocido antes a nadie como él. Este joven un tanto puritano, con su devota gentileza, sus aires y maneras, su música y ambiciones, su encanto, conversación brillante, e innegable buena apariencia, la abrumó desde que lo vio. Entonces ella se enamoró de él inmediatamente, y permaneció enamorada para siempre. Siendo a su vez Show full text

Entry #56 - Points: 1
Luis Javier Otoya
Cuando se mudó a su casita en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijitos, Mamá tenía treinta años y todavía era bastante atractiva. Creo que ella no había encontrado a nadie como él hasta entonces. Un poco pagado de sí mismo, este joven señor, con su amabilidad extrema, su donaire y sus modales, su música y su ambición, su encanto, su erudición al hablar y su innegable buena estampa, la abrumó por completo tan pronto como lo vio. De inmediato se enamoró de él, y así permaneció Show full text

Entry #62 - Points: 1
O María Elena Guerrero
Cuando se mudó a la pequeña casa de Stroud y se hizo cargo de sus cuatro pequeños, mamá tenía treinta años y seguía siendo bastante atractiva. Supongo que no había conocido a nadie como él. Este joven mojigato, de ferviente elegancia, de costumbres y modales refinados, con su música y sus ambiciones, su encanto, su conversación llena de vida y su innegable atractivo, la abrumaba apenas lo veía. Se enamoró de él de inmediato y siguió enamorada por siempre. Y ella, bonita, sensible y Show full text

Entry #104 - Points: 1
Karin Kutscher
Cuando se fue a vivir a la casita que él tenía en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro niños, mi madre tenía 30 años y era aún bastante guapa. Supongo que nunca antes se había topado con alguien como él. Este joven algo mojigato, con su devoción por el refinamiento, sus aires y modales, su música, sus ambiciones; con su encanto, su brillante charla y su innegable atractivo físico, la arrebató no más verlo. Así fue como se enamoró inmediatamente de él, y siguió enamorada para siempre. Show full text

Entry #28 - Points: 0
Cristina Heraud-van Tol
Cuando se mudó a esta casa pequeña en Stroud, y se encargó de los cuatro hijos pequeños de mi padre, Mamá tenía treinta años y todavía era bastante hermosa. Supongo que no había conocido a nadie más como él antes. Este hombre joven, bastante conservador, con su devota gentileza, su aspecto y modales, su música y ambiciones, su encanto, conversación inteligente, y su innegable atractivo, la abrumaba apenas ella lo veía. Así que ella se enamoró de él y permaneció enamorada por siempre. Show full text

Entry #34 - Points: 0
Yaotl Altan
Cuando se mudó a su casita en Stroud,  y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, mi madre tenía treinta años y aún era bastante guapa.  Supongo que no había conocido a nadie como él antes.  Este joven más bien pedante, con su dvota amabilidad, su apariencia y modales, su música y ambiciones, su encanto, plática intersante, y su innegable buen parecer, la impresionaron apenas lo vió.  Fue así que se enamoró de él inmediatamente, y continuó Show full text

Entry #38 - Points: 0
Carlos Anllo
Cuando se mudó a la casita de Stroud y se hizo cargo de los cuatro niños, Mamá tenia treinta años y aún era bastante guapa. Se me ocurre que nunca antes había conocido a alguien como él. Este muchacho más bien petulante, con su refinamiento esmerado, sus aires y modales, sus melodías y ambiciones, su encanto personal, su conversación brillante, y su innegable atractivo, la encandiló desde el primer vistazo. De modo que se enamoró de él inmediatamente, y siguió enamorada siempre. Y dado Show full text

Entry #42 - Points: 0
Sonia Salvatierra
Cuando se mudó a la diminuta casa de él en Stroud y se encargó de sus cuatro niños, mi Madre tenía 30 años de edad y era todavía bastante atractiva.  No había conocido antes, supongo, a nadie como él.   Este hombre joven y bastante pedante, con su devota gentileza, sus aires y modales, su música y ambiciones, su encanto, su conversación inteligente y su innegable atractivo,  la abrumó tan pronto como lo vio.  Así, inmediatamente se enamoró de Show full text

Entry #44 - Points: 0
Maria Gustafson
Cuando ella se mudó a su pequeña casa, sita en Stroud, y se hizo cargo de sus cuatro niños pequeños, mi Madre tenía treinta años de edad y aun era bastante atractiva. Supongo, que jamás había conocido a alguien como él con anterioridad. Este mojigato hombre joven, con  su devota amabilidad, sofisticación y modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su brillante conversación e innegablemente guapo, la abrumó en cuanto lo vio. Entonces, se enamoró de él de inmediato y Show full text

Entry #50 - Points: 0
Manuel Soutullo García
Cuando se mudó a esta diminuta casa en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Madre tenía treinta años y bastante atractivo todavía. Supongo que nunca había conocido a nadie como él. Aquel joven, bastante presumido, con su esmerada elegancia, sus ademanes y maneras, su música y ambiciones, su encanto, su ocurrente conversación y su innegable buen parecer, la cautivó a primera vista. Así, se enamoró de él en el acto, y enamorada permaneció para siempre. Y ella misma encandiló Show full text

Entry #58 - Points: 0
claudia16
Cuando ella se mudó a su minúscula casita en Stroud y se hizo cargo  de sus cuatro hijos pequeños, mi madre tenía treinta años y aún era bastante guapa. Me imagino que ella nunca había conocido a nadie como él. Este joven medio presumido, fiel a su alta alcurnia, con su comportamiento afectado, sus modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su ágil conversación e  indudablemente su  apostura, la dejaron pasmada tan pronto como lo vio. De modo que ella Show full text

Entry #66 - Points: 0
nelpear (X)
Cuando ella se mudó a la casita de él en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro pequeños hijos, Madre tenía treinta años y era todavía guapa. Ella nunca antes, supongo, había conocido a alguien como él. Este joven mojigato, con su devota buena cuna, sus aires y modales, su música y ambiciones, su encanto, brillante conversación e innegable buena estampa la deslumbró tan pronto ella le vió. De modo que se enamoró de él inmediatamente, y permaneció enamorada para siempre. Y siendo ella Show full text

Entry #68 - Points: 0
Julieta Moss
Cuando ella se mudó a su pequeña casa en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro niños pequeños, Mamá tenía 30 años y aún era bastante bien parecida. Supongo que ella no habría conocido a nadie como él antes.  El joven, algo mojigato, con su devota amabilidad, sus aires y sus gestos, su música y sus ambiciones, su encanto, su forma de hablar tan brillante y su innegable atractivo, la abrumó en cuanto le conoció. Entonces ella se enamoró de él de inmediato, y siguió enamorada Show full text

Entry #72 - Points: 0
Francisca Perez

Cuando ella se fue a la pequeña casa de mi padre en Stroud, y se hizo cargo de los cuatro hijos pequeños de mi padre, mi madre tenía treinta años y todavía era bien agraciada. Supongo que ella no había conocido a uno como él antes. Este joven, más bien hecho y derecho, muy correcto y bien educado con su música y ambiciones, su encanto, su voz y su mirada agradable, ella, quedó perpleja en cuanto lo vio. Así que se enamoró inmediatamente de él, y quedó enamorada para siempre. Ella, Show full text

Entry #74 - Points: 0
Rualina Manzano
Cuando se mudó a la pequeña casa de él ubicada en Stroud y se hizo cargo de los cuatro niños pequeños del mismo, Madre tenía treinta años y era todavía sumamente hermosa. Supongo que nunca había conocido a alguien como él antes. Este más bien puritano joven, con su devota gentileza, sus aires y costumbres, su música y sus ambiciones, su encanto, conversación brillante e incuestionable buena apariencia, la embargó desde que lo vio. Así que se enamoró inmediatamente y permaneció enamorada Show full text

Entry #76 - Points: 0
gamax

Cuando se vino a vivir a la casita del él en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Madre tenía treinta años y era aun bastante atractiva. No había, supongo, conocido a nadie como el anteriormente. Ese joven  un tanto gazmoño, con su amanerada gentileza, sus modales pretenciosos, su música y sus ambiciones, su charla cautivadora y su innegable buen porte; la avasalló en cuanto le puso la vista encima. Se enamoro de él de inmediato y siguió enamorada para siempre. Show full text

Entry #84 - Points: 0
Edgardo Figueroa

     Cuando se mudó a la pequeña casa en Stroud, haciéndose cargo de  sus cuatro pequeños, mamá tenía ya treinta años y se mantenía bastante bella. Hasta entonces, creo, no había conocido a nadie como él. Este pretencioso joven, con su celestial caballerosidad, sus aires y maneras, su música y ambición, su encanto, lúcido hablar e innegable buena apariencia, cautivó su asombro en cuanto lo tuvo delante. Así, fugazmente, se enamoró y quedo prendida Show full text

Entry #88 - Points: 0
weareaccurate

Cuando se mudó a su pequeña casa en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijitos, Mamá tenía treinta años y era aún muy hermosa. No había conocido, al menos eso creo, a nadie como él antes. Un muchacho bonachón, gentil devoto, que con sus aires y modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su facilidad para hablar y su incuestionable buena presencia la cautivó desde el primer momento en que lo vio. Se enamoró de inmediato y siguió enamorada de él toda su vida. Y siendo mi madre Show full text

Entry #94 - Points: 0
Marta Fernandez-Suarez (X)

Cuando se mudó a su diminuta casa en Stroud y pasó a encargarse de sus cuatro hijos pequeños, madre tenía treinta años y era aún muy guapa. Supongo que nunca habría conocido antes a alguien como él. Este hombre —tan altanero, caballero hasta la médula, con esos aires y educación, con su música y ambiciones, de encanto, avispada conversación e innegable belleza— la eclipsó desde que lo vio. Se enamoró de él al instante y no dejaría nunca de estarlo. Ella —por su parte, de Show full text

Entry #96 - Points: 0
Eugenia Cabrera
Cuando se mudó a esa casita en Stroud y se hizo cargo de los cuatro pequeños hijos de él, Mamá tenía treinta años y aún era bastante atractiva. Nunca antes, supongo, había conocido a alguien como él. Este joven recatado, con su refinamiento piadoso, sus aires y modos, su música y sus ambiciones, su encanto, su charla vivaz e innegablemente buen mozo, la avasalló en cuanto lo vio. Así que se enamoró de él de inmediato y siguió enamorada por siempre. Y como ella era bonita, sensible Show full text

Entry #98 - Points: 0
Walter Landesman
Cuando se mudó a la diminuta casa de él en Stroud y se hizo cargo de sus cuatro hijos pequeños, Mamá tenía treinta años y aún era bastante atractiva. No había conocido antes, supongo, a nadie como él. Este joven más bien puritano, con su devota gentileza, sus aires y sus modales, su música y sus ambiciones, su encanto, su conversación brillante e innegable buen aspecto, la  rebosó tan pronto como lo vio. Así, se enamoró de él inmediatamente y siguió enamorada por siempre. Show full text

Feedback - First ProZ.com Translation Contest 2007
This space is provided for feedback and suggestions about the contest in this particular language pair.
As we have already planned, this feature is now open to all members (full, community and student members).




Translation contests
A fun way to take a break from your normal routine and test - and hone - your skills with colleagues.


Your current localization setting

English

Select a language

All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs
  • Forums
  • Multiple search