Working languages:
English to Spanish
Spanish to English
Spanish (monolingual)

Availability today:
Available

November 2020
SMTWTFS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Rocio Barrientos
Social Scientist, MBA - Ph.D.(c)

La Paz, La Paz, Bolivia
Local time: 19:19 BOT (GMT-4)

Native in: Spanish Native in Spanish
  • Send message through ProZ.com Yahoo IM MSN IM Google IM
Feedback from
clients and colleagues

on Willingness to Work Again info
25 positive reviews
1 rating (5.00 avg. rating)

Sample translations

Spanish to English: Economic Inflation - Inflación Económica
Source text - Spanish
El alza de precios del mes de Julio responde en gran medida a las actitudes y tendencias especulativas de ciertos sectores, originadas en opiniones erradas sobre la evolución de la inflación a futuro. El mensaje final es que la inflación disminuirá gradualmente; esta última afirmación es confirmada por la tendencia de los precios al momento de presentar este estudio económico, aún más, estas tendencia no ha evitado que se produzca una contracción económica temporal.
Translation - English
The increase in price levels during the month of July responds in a large proportion to the speculative attitudes and tendencies of certain sectors which have their origins in erroneous opinions regarding the evolution of inflation in the future. The final message is that inflation will diminish gradually; this last assertion is confirmed by the tendency of the price levels at the moment that this economic study is submitted; furthermore, this tendency has not avoided a temporary economic contraction.
English to Spanish: Periodontology
Source text - English
Annals of Periodontology

Development of a Classification System
For Periodontal Diseases and Conditions
Gary C. Armitage*
* University of California, San Francisco, California.
, San Francisco, California.

For more detailed information on the revise classification system, purchase ANNALS OF PERIODONTOLOGY, VOL. 4 in the AAP Products Catalog


Para mayor información detallada sobre el sistema de clasificación revisado, compre la revista “Annals of Periodonlogogy” Volumen 4 en el Catálogo de Productos de la AAP


Classification systems are necessary in order to provide a framework in which to scientifically study the etiology, pathogenesis, and treatment of diseases in an orderly fashion. In addition, such systems give clinicians a way to organize the health care needs of their patients.

The last time scientists and clinicians in the field of periodontology and related areas agreed upon a classification system for periodontal diseases was in 1989 at the World Workshop in Clinical Periodontics.1 Subsequently, a simpler classification was agreed upon at the 1st European Workshop in Periodontology. 2 These classification systems have been widely used by clinicians and research scientists throughout the world. Unfortunately, the 1989 classification had many shortcomings including:

1) considerable overlap in disease categories,
2) absence of a gingival disease component,
3) inappropriate emphasis on age of onset of disease and rates of progression, and
4) inadequate or unclear classification criteria.

The 1993 European classification lacked the detail necessary for adequate characterization of the broad spectrum of periodontal diseases encountered in clinical practice. The need for a revised classification system for periodontal diseases was emphasized during the 1996 World Workshop in Periodontics.3 In 1997 the American Academy of Periodontology responded to this need and formed a committee to plan and organize an international workshop to revise the classification system for periodontal diseases. The proceedings in this volume are the result of this reclassification effort. The process involved development by the Organizing Committee of an outline for a new classification and identification of individuals to write state-of-the-science reviews for each of the items on the outline.

The reviewers were encouraged to depart from the preliminary outline if there were data to support any modifications. On October 30–November 2, 1999, the International Workshop for a Classification of Periodontal Diseases and Conditions was held and a new classification was agreed upon (Fig. 1).

This paper summarizes how the new classification for periodontal diseases and conditions presented in this volume differs from the classification system developed at the 1989 World Workshop in Clinical Periodontics.1 In addition, an analysis of the rationale is provided for each of the modifications and changes. Ann Periodontol 1999;4:1-6.

KEYWORDS
Periodontal diseases / Classification: gingival diseases / Classification.

CHANGES IN THECLASSIFICATION SYSTEM FOR PERIODONTAL DISEASES

Addition of a Section on “Gingival Diseases”

As mentioned above, the 1989 classification did not include a section on gingival
diseases. This has been remedied by the development of a detailed classification
of gingival diseases and lesions that are either dental plaque-induced (pages 18-19) or not primarily associated with dental plaque (pages 30-31).

An important feature of the section on dental plaque-induced diseases is acknowledgment that the clinical expression of gingivitis can be substantially
modified by:

1) systemic factors such as perturbations in the endocrine system,
2) medications, and
3) malnutrition.

The section on non-plaque induced gingival lesions includes a wide range of disorders that affect the gingiva. Many of these disorders are frequently encountered in clinical practice. Replacement of “Adult Periodontitis” With “Chronic Periodontitis” From the outset, the term “Adult Periodontitis” created a diagnostic dilemma for clinicians. Epidemiologic data and clinical experience suggest that the form of periodontitis commonly found in adults can also be seen in adolescents.4
If this is true, how can non-adults (e.g., adolescents) with this type of Periodontitis be said to have “adult periodontitis?” Clearly, the age-dependent nature of the adult periodontitis designation created problems. Therefore, workshop participants concluded that it would be more accurate to adopt a nonspecific term such as “Chronic Periodontitis” to characterize this constellation of destructive periodontal diseases.

A great deal of discussion centered around what words should be used to replace the Adult Periodontitis term. Substitute terminology such as “Periodontitis— Common Form” and “Type II Periodontitis” were considered and eventually rejected by the majority of the group. The term “Chronic Periodontitis” was criticized by some participants, since “chronic” might be interpreted as “noncurable” by some people. Nevertheless, “Chronic Periodontitis” was eventually agreed upon as long as it was understood that it did not imply that this disease was nonresponsive to treatment.

Traditionally, this form of periodontitis has been characterized as a slowly progressive disease.5 Indeed, data from many sources confirm that patients with this form of periodontitis usually exhibit slow rates of progression. 6,7 However, there are also data indicating that some patients may experience short periods of rapid progression.8,9 Therefore, workshop participants concluded that rates of progression should not be used to exclude people from receiving the diagnosis of Chronic Periodontitis.

Replacement of “Early-Onset Periodontitis” With “Aggressive Periodontitis”

The term “Early-Onset Periodontitis” (EOP) was used in the 1989 AAP and 1993 European classifications as a collective designation for a group of dissimilar destructive periodontal diseases that affected young patients (i.e., prepubertal, juvenile, and rapidly progressive periodontitis).

It was logically assumed that these diseases all had an early onset because they affected young people. Unfortunately, the “early onset” designation implies that one has temporal knowledge of when the disease started. However, in clinical practice and most other situations this is rarely the case.

In addition, there is considerable uncertainty about arbitrarily setting an upper age limit for patients with so-called early-onset periodontitis. For example, how does one classify the type of periodontal disease in a 21-year-old patient with the classical incisor-first molar pattern of Localized Juvenile Periodontitis (LJP)?

Since the patient is not a juvenile, should the age of the patient be ignored and the disease classified as LJP anyway? This type of problem stems from the age- dependent nature of the 1989 classification system. A similar problem arises when the 1989 classification is applied to a 21-year-old patient with generalized persive Periodontitis” (page 53), workshop participants have listed some characteristics that should be helpful in distinguishing between localized and generalized forms of this group of periodontal diseases.

Since these features have not been universally used in the older literature to place patients in the LJP or GJP categories, it would be inappropriate to assume that there will be a consistent one-to-one relationship in transferring information from the old classification system to the new. For example, some patients formerly classified as having GJP in the older literature might appropriately be placed in either the Chronic Periodontitis or Generalized Aggressive Periodontitis categories in the new classification system, depending on a variety of primary and secondary characteristics.

The Rapidly Progressive Periodontitis (RPP) designation has been discarded. Patients who were formerly classified as having RPP will, depending on a variety of other clinical criteria, be assigned to either the “Generalized Aggressive Periodontitis” or “Chronic Periodontitis” categories. It should be emphasized that patients with rapidly progressive forms of periodontitis exist. They do not, however, represent a homogeneous group.

The 1989 classification contained a category termed “Prepubertal Periodontitis” which had localized and generalized forms. The category was originally developed
to accomodate those rare situations in which children with primary teeth had severe periodontal destruction. It is now known that most of the patients who have been given the diagnosis of generalized prepubertal periodontitis actually had one of a variety of systemic conditions that interfere with resistance to bacterial infections.

Such conditions include leukocyte adherence deficiency,10,11 congenital primary immunodeficiency, 12 hypophosphatasia,13 chronic neutrophil defects,14,15 or cyclic neutropenia.16 Under the new classification system, such patients would be placed under the heading of “Periodontitis as a Manifestation of Systemic Diseases” (page 64).

Workshop participants agreed that prepubescent children who have periodontal destruction without any modifying systemic conditions would, depending on a variety of secondary features, fit under the categories of “Chronic Periodontitis” or “Aggressive Periodontitis” in the new classification. The idea that periodontitis has its beginnings in childhood is supported by retrospective epidemiologic data suggesting that localized radiographic bone loss can be detected around the primary dentition of some children.17-19 In addition, generalized periodontitis has also been reported in young children without any detectable underlying systemic disease.20

The concept that periodontitis develops at an early age is strengthened by data from many epidemiologic studies demonstrating that periodontal attachment loss can be found around the permanent teeth of adolescents.21-31

Elimination of a Separate Disease Category for “Refractory Periodontitis”

In the 1989 classification, a separate disease category was devoted to Refractory Periodontitis. This heterogeneous group of periodontal diseases refers to instances in which there is a continuing progression of periodontitis in spite of excellent patient compliance and the provision of periodontal therapy that succeeds in most patients. Because of the diversity of clinical conditions and treatments under which periodontal therapy fails to arrest the progression of periodontitis, workshop participants were of the opinion that “Refractory Periodontitis” is not a single disease entity.

Indeed, it was considered possible that a small percentage of cases of all forms of periodontitis might be nonresponsive to treatment. Therefore the group concluded that, rather than a single disease category, the “refractory” designation could be applied to all forms of periodontitis in the new classification system (e.g., refractory chronic periodontitis, refractory aggressive periodontitis, etc.). It is recommended that future studies of these patients describe as fully as possible the population under investigation to minimize heterogeneity of the study sample.


Clarification of the Designation “Periodontitis as a Manifestation of Systemic Diseases”


In the 1989 classification, one of the disease categories was “Periodontitis Associated With Systemic Disease.” In general, this category has been retained in the new classification since it is clear that destructive periodontal disease can be a manifestation of certain systemic diseases. The Consensus Report for this portion of the workshop (page 64) contains of list of systemic diseases in which periodontitis is a frequent manifestation.

It should be noted that diabetes mellitus is not on this list. In the collective view of workshop participants, diabetes can be a significant modifier of all forms of periodontitis but there are insufficient data to conclude that there is a specific diabetes mellitus-associated form of periodontitis. For example, the presence of uncontrolled diabetes mellitus can alter the clinical course and expression of chronic and aggressive forms of periodontitis. Similarly, the new classification does not contain a separate disease category for the effects of cigarette smoking on periodontitis.

Smoking was considered to be a significant modifier of multiple forms of periodontitis. One of the apparent inconsistencies in the new system is inclusion in the “Dental Plaque-Induced Gingival Diseases” (pages 18-19) portion of the classification a list of gingival diseases that can be modified by systemic factors. On this list is “diabetes mellitusassociated gingivitis.” How can one justify inclusion of a diabetes mellitus-associated gingivitis category and purposely exclude a parallel periodontitis category?

The reason for this decision was that plaque-induced gingivitis was considered a single entity by the workshop participants. This is not the case for periodontitis, where there are clearly different clinical forms. It would have been possible to include in the new classification additional subcategories such as “diabetes mellitus-associated chronic periodontitis” and “diabetes mellitus-associated aggressive periodontitis.” However, the group decided that this would be unnecessarily complicated and not yet justified by supporting data.



Replacement of “Necrotizing Ulcerative Periodontitis” With “Necrotizing Periodontal Diseases”

Workshop participants acknowledged that necrotizing ulcerative gingivitis (NUG) and necrotizing ulcerative periodontitis (NUP) are clinically identifiable conditions. However, the group was less certain about the relationship between NUG and NUP. Are these clinical conditions part of a single disease process or are they truly separate diseases? Since there are insufficient data to resolve these issues, the group decided to place both clinical conditions under the single category of “Necrotizing Periodontal Diseases.” If future studies show that NUG and NUP are fundamentally different diseases, then they can be separated in subsequent revisions of the classification.


One of the potential problems with inclusion of Necrotizing Periodontal Diseases” as a separate category is that both NUG and NUP might be manifestations of underlying systemic problems such as HIV infection. If this is true, then it might be more appropriate to place these conditions under manifestations of systemic diseases. The reason that this was not done is that there are many factors, other than systemic diseases, that appear to predispose to the development of NUG or NUP such as emotional stress and cigarette smoking. Since our understanding of these clinical conditions is far from complete, it was concluded that for the time being they should be included under a single and separate category in the new classification.

Addition of a Category on “Periodontal Abscess”

The 1989 classification did not include a section on periodontal abscesses. This has been remedied by the addition of a simple classification (page 83) primarily based on location (i.e., gingival, periodontal, peri-coronal) of these commonly encountered lesions. It could be argued that periodontal abscesses are part of the clinical course of many forms of periodontitis and formation of a separate disease category is not justified. However, in the view of workshop participants, since periodontal abscesses present special diagnostic and treatment challenges they deserve to be classified apart from other periodontal diseases.

Addition of a Category on “Periodontic-Endodontic Lesions”

The 1989 classification did not include a section on the connection between periodontitis and endodontic lesions. Therefore a simple classification dealing with
this area has been added (page 90).

Addition of a Category on “Developmental or Acquired Deformities and Conditions”

Although the deformities and conditions listed in this section of the classification are not separate diseases, they are important modifiers of the susceptibility to periodontal diseases or can dramatically influence outcomes of treatment. In addition, since periodontists are routinely called upon to treat many of these conditions they have been given a place in the new classification (page 101).

FUTURE REVISIONS TO THE CLASSIFICATION

The classification of periodontal diseases and conditions in this volume should provide a workable framework upon which to study and develop effective treatments for this complex group of infections. It is anticipated that as we learn more about the etiology and pathogenesis of periodontal diseases, future revisions to the classification will be needed. All classification systems have inconsistencies or inaccuracies.

The present effort is no exception. Nevertheless, the current classification represents the consensus of an international group of experts and it is hoped that the system will be useful to the profession and public we serve.

Translation - Spanish
Anales de Periodontología


Desarrollo de un Sistema de Clasificación para las Enfermedades y Condiciones Periodontales

Gary C. Armitage*
University of California, San Francisco, California.

Para mayor información detallada sobre el sistema de clasificación revisado, compre la revista “Annals of Periodonlogogy” Volumen 4 en el Catálogo de Productos de la AAP


Los sistemas de la clasificación son necesarios para proporcionar un armazón en el cual se pueda científicamente estudiar la etiología, patogénesis, y tratamiento de enfermedades en una manera ordenada. Además, tales sistemas les dan a los profesionales del campo clínico una forma de organizar las necesidades de cuidado de salud de sus pacientes.

La última vez que los cientistas y profesionales clínicos en el campo de la periodontología y áreas relacionadas se pusieron de acuerdo en un sistema de clasificación para las enfermedades periodontales fue en el año 1989 en el Taller Mundial sobre Periodontología. Subsecuentemente, una clasificación clínica más simple fue acordada en el 1er. Taller Europeo en Periodontología.

Estos sistemas de clasificación han sido usados ampliamente por los profesionales del campo clínico y por los científicos de la investigación a lo largo y ancho del mundo. Desgraciadamente, la clasificación de 1989 tenía muchas limitaciones incluyendo las siguientes:

1) Traslapo considerable en las categorías de enfermedad,
2) Ausencia de un componente de enfermedad de gingival,
3) Énfasis inapropiado en la edad de inicio de enfermedad y proporciones de progresión, y
4) Criterios de clasificación inadecuados o inciertos.

A la clasificación europea del año1993 le faltó el detalle necesario para la caracterización adecuada del espectro amplio de enfermedades periodontales encontradas en la práctica clínica. La necesidad de un sistema de clasificación revisado de las enfermedades periodontales fue enfatizado como tema durante el Taller Mundial sobre Periodontología del año 1996. En 1997 la Academia Americana de Periodontología, respondiendo a esta necesidad, formó un comité para planificar y organizar un taller internacional para la revisión del sistema de clasificación de las enfermedades periodontales.

Los trabajos en este volumen de artículos son el resultado de este esfuerzo de reclasificación. El proceso involucró el desarrollo por parte del Comité de la Organización de una guía esquemática para una nueva clasificación y para la identificación de individuos que pudiesen realizar trabajos académicos que sean de calidad de “estado-de-la-ciencia”, o sea lo más avanzado, para cada uno de los puntos especificados en la guía esquemática.

Los críticos fueron alentados a presentar modificaciones a partir de la guía esquemática preliminar en caso de que hubiese datos para apoyar cualquiera de estas modificaciones. Entre el 30 de Octubre al 2 de Noviembre de 1999 se llevo a cabo el Taller Internacional para la Clasificación de Enfermedades Periodontales y Condiciones y allí se acordó en una nueva clasificación ( Ver Cuadro No. 1).

Este trabajo resume las formas cómo la nueva clasificación de las enfermedades periodontales y condiciones presentadas en este volumen difiere del sistema de clasificación en el Taller Mundial sobre Clínica Periodontal del año 1989. Adicionalmente, se provee un análisis de la lógica de cada una de las modificaciones y cambios. (De Annals of Periodontology, año1999; Número 4, páginas 1-6.)

PALABRAS CLAVES

Enfermedades Periodontales / Clasificación: tejido gingival enfermo / Clasificación.

CAMBIOS EN EL SISTEMA DE CLASIFICACION DE LAS ENFERMEDADES PERIODONTALES

Adición de una Sección sobre “Enfermedades Gingivales – (Gingival Diseases)”

Como es expresado líneas arriba, la clasificación de 1989 no incluyó una sección en las enfermedades gingivales. Esto se ha remediado con el desarrollo de una clasificación detallada de enfermedades y lesiones gingivales que o son inducidas por la placa dental o no estan principalmente asociadas con la placa dental.

Un rasgo importante de la sección en las enfermedades inducidas por la placa dental es el reconocimiento de que la expresión clínica de la gingivitis puede modificarse substancialmente por:

1) los factores sistémicos como las perturbaciones en el sistema endocrino,
2) las medicaciones, y
3) La desnutrición.

La sección de las lesiones gingivales no inducidas por la placa incluye una gama amplia de desórdenes que afectan a la gingiva. Muchos de estos desórdenes frecuentemente se encuentran en la práctica clínica.

Reemplazo de “Periodontitis Adulta” por “Periodontitis Crónica”

La salida, del término “Periodontitis Adulta” creó un dilema de diagnóstico para profesionales del campo clínico. Los datos de epidemiología y la experiencia clínica sugieren que normalmente la forma de periodontitis encontrada en los adultos también puede verse en adolescentes. Si esto es verdad, ¿cómo se incluye a los no - adultos (por ejemplo, a los adolescentes) es este tipo de Periodontitis, ya que se debiese decir que tienen “periodontitis del adulto”?

Claramente, la naturaleza dependiente de la edad de la designación de la periodontitis adulta creó los problemas. Por consiguiente, los participantes del taller concluyeron que sería más exacto adoptar un término del no específico como el término “Periodontitis Crónica” para caracterizar esta constelación de enfermedades periodontales destructivas.

Mucha discusión estuvo centrada en qué palabras debían usarse para reemplazar el término Periodontitis Adulta. Terminología substitutivo como el ser “Periodontitis—Forma Común” y “Periodontitis Tipo II” fueron considerados y finalmente rechazados por la mayoría del grupo. El término “Periodontitis Crónica” fue criticado por algunos participantes, ya que el término “crónico” podría ser interpretado como “no curable” por algunas personas. No obstante, “Periodontitis crónica” fue finalmente el término que fue acordado en la medida de que sea entendido que no implica que esta enfermedad no responda o sea sensible al tratamiento.

Tradicionalmente, esta forma de periodontitis se ha caracterizado como una enfermedad de progresividad lenta; los datos de muchas fuentes confirman que los pacientes con esta forma de periodontitis normalmente exhiben proporciones lentas de progresión. Hay también sin embargo, datos que indican que algunos pacientes pueden experimentar períodos cortos de progresión. Por lo tanto los participantes del taller concluyeron que la tasa de progresión no debe usarse para excluir a las personas de recibir el diagnóstico de Periodontitis Crónica.

Reemplazo del término “Periodontitis de Inicio Temprano” por “Periodontitis Agresiva”

El término “Periodontitis de Inicio Temprano” (EOP, por las siglas del Ingles “Early Onset Periodontitis”) se usó en el taller de AAP del 1989 y en las clasificaciones europeas del 1993 como una designación colectiva para un grupo de enfermedades periodontales destructivas disímiles que afectan a pacientes jóvenes (es decir, el prepubertal, juvenil, y periodontitis rápidamente progresiva).

Era lógicamente supuesto que todas estas enfermedades tenían un inicio temprano porque ellas afectan a personas jóvenes. Infortunadamente, la designación con el término “inicio temprano” implica que se tiene conocimiento del momento temporal de cuando la enfermedad se inició. Sin embargo, en la práctica clínica y en la mayoría de otras situaciones éste es raramente el caso.
Además, hay incertidumbre considerable sobre cómo poner un límite de edad superior en forma arbitraria para los pacientes con la forma de periodontitis denominada de “inicio temprano”. ¿Por ejemplo, cómo uno clasifica el tipo de enfermedad periodontal en un paciente 21 años de edad que presenta el patrón clásico de Periodontitis Juvenil Localizado (LJP, por el Inglés “Localizad Juvenile Periodontitis”)?

Considerando que el paciente no es un paciente juvenil, ¿debe la edad del paciente ignorarse y la enfermedad debe clasificarse como “LJP”, de todas formas? Este tipo problemas que tienen su origen en la naturaleza de dependencia del grupo de edad del sistema de clasificación de 1989. Un problema similar emerge cuando la clasificación del 1989 se aplica a una paciente de 21-años-de edad que tiene destrucción periodontal generalizada.

¿Tiene esta paciente “Periodontitis de Progresión Rápida” (RPP, por el Inglés “Rapidly Progressing Periodontitis”) o “Periodontitis Juvenil Generalizada” (GJP)? Puede argumentarse que ninguna de estas dos designaciones es aceptable. El diagnóstico de RPP no puede ser apropiado tomando en cuenta que la tasa temporal de progresión no es conocida, y la designación de GJP es inaceptable porque el paciente ya no es más un paciente juvenil.

Debido a estos problemas, los participantes del taller decidieron que era sabio desechar terminologías de clasificación que dependían de la edad-dependiente o que requerían conocimiento de tasa temporal de progresión. Por lo tanto, y de acuerdo a lo aquí argumentado, las formas altamente destructivas de Periodontitis que fueron consideradas anteriormente bajo el paraguas del término “Periodontitis de Inicio Temprano” se renombró usando el término “Periodontitis Agresiva.” En general, se dice que los pacientes que presentan los criterios clínicos para LJP o GJP ahora se denomina que tienen “Periodontitis Agresiva Localizada” o “Periodontitis Agresivo Generalizada,” respectivamente. En el informe del acuerdo general para “Periodontitis Agresivo” en el informe de consenso para le término “Periodontitis Agresiva”, los participantes del taller han listado algunas características que deben ser útiles para distinguir entre las formas de periodontitis localizadas y generalizado que estan en este grupo de enfermedades periodontales.

Considerando que estas características no han sido usadas universalmente en la literatura anterior para clasificar a los pacientes en las categorías LJP o GJP, sería inapropiado asumir eso habrá una correlación uno-a-uno consistentemente al transferir la información del sistema de clasificación antiguo al nuevo. Por ejemplo, podrían clasificarse a algunos pacientes anteriormente clasificados con el diagnostico de GJP en la literatura más antigua pudiesen ser diagnosticados en forma apropiada dentro ya sea dentro de la categoría de Periodontitis Crónica o en la clasificación de Periodontitis Agresiva Generalizada en el nuevo sistema de clasificación, dependiendo esta clasificación de una variedad de características primarias y secundarias.

La denominación Periodontitis Rápidamente Progresiva (RPP, “Rapidly Progressive Periodontitis”) ha sido descartada. Pacientes que fueron anteriormente clasificados como pacientes que tenían RPP, tendrán que ser reclasificados, dependiendo de una variedad de otros criterios clínicos, ya sea a la categoría de las “Periodontitis Agresiva Generalizada” o a la categoría de las “Periodontitis Crónica”. Debe enfatizarse a que los pacientes con formas de Periodontitis rápidamente progresivas existen. Sin embargo, estos pacientes no representan a un grupo homogéneo.

La clasificación del 1989 tuvo una categoría denominada “Periodontitis Prepubertal” qué tenia formas ya sean localizadas o generalizados. La categoría fue desarrollada para en aquel momento acomodar esas situaciones raras en las que los niños con los dientes primarios sufren destrucción periodontal severa. Se sabe ahora que la mayoría de los pacientes que han recibido el diagnóstico de “Periodontitis Prepubertal Generalizada” realmente tenía un espectro variado de condiciones sistémicas que interfieren con la resistencia a las infecciones bacterianas, como ser:

• Deficiencia de adhesión de leucocitos – Leukocyte adherente deficiency
• Inmunodeficiencia primaria congénita – Congenital Primary Immunodeficiency
• Hipofosfatasia - Hypophosphatasia
• Defectos crónicos de los neutrofilos – Chronic neutrophil defects
• Neutropenia cíclica -Cyclic Neutropenia

Bajo el nuevo sistema de clasificación, se pondrían clasificar a tales pacientes bajo el título de “Periodontitis como una Manifestación de Enfermedades Sistémicas”

Los participantes del taller estaban de acuerdo que los niños de edad pre púber que tienen destrucción periodontal sin que exista cualquier modificación de condiciones de enfermedad sistémicas habría que, siempre dependiendo de una variedad de características secundarias, encajar bajo las categorías de “Periodontitis crónica” o de “Periodontitis Agresiva” en la nueva clasificación.

La idea que el periodontitis tiene sus inicios en la niñez esta fundamentada por datos epidemiológicos retrospectivos que sugieren que se puede encontrar pérdida ósea localizada en pruebas radiográficas en el momento de la primera dentición de algunos niños que a posteriori desarrollan esta enfermedad.

Adicionalmente, la Periodontitis Generalizada también ha sido reportada como una dolencia que sufren niños más pequeños que no tienen alguna enfermedad sistémica subyacente que sea detectable. El concepto de que la periodontitis es desarrollada a una edad temprana se fortalece por los datos de muchos estudios epidemiológicos que han demostrando que pérdida de inserción periodontal puede ser encontrada alrededor de los dientes permanentes de adolescentes.

Eliminación de una Categoría de Enfermedad Separada denominada “Periodontitis Refractaria”

En la clasificación del 1989, una categoría de la enfermedad separada se asignó a la Periodontitis Refractaria. Este grupo heterogéneo de enfermedades periodontales se refiere a los casos en que hay una progresión continua de periodontitis a pesar del excelente cumplimiento del paciente en su tratamiento y la provisión de terapia periodontal que tiene éxito en la mayoría de los pacientes. Debido a la diversidad de condiciones clínicas y de tratamientos bajo las cuales la terapia periodontal no puede poner un alto a la progresión de periodontitis, los participantes del taller fueron de la opinión de que la “Periodontitis Refractaria” no es una sola entidad de enfermedad.

De hecho, fue considerado posible que un porcentaje pequeño de casos dentro de todas las formas de periodontitis pudiese ser no sensible al tratamiento. Por consiguiente, el grupo concluyó que, en lugar de una sola categoría de enfermedad, la denominación “refractaria” podría aplicarse a todos los formas de periodontitis en el nuevo sistema de clasificación (por ejemplo, Periodontitis crónica refractaria, Periodontitis Agresiva Refractaria, etc.). Se recomienda que los estudios académicos futuros de estos pacientes describan lo más posible a la población bajo investigación para minimizar heterogeneidad de la muestra escogida para dicho estudio.

Clarificación de la Designación “Periodontitis como una Manifestación de Enfermedades Sistémicas”

En la clasificación del 1989, una de las categorías de enfermedad se denominaba “Periodontitis Asociada con Enfermedad Sistémica.” En general, esta categoría se ha mantenido en la nueva clasificación en consideración que está claro que la enfermedad periodontal destructiva puede ser una manifestación de ciertas enfermedades sistémicas. El Informe del Acuerdo General para esta parte del taller contiene de lista de enfermedades sistémicas en que las que periodontitis es una manifestación frecuente.

Debe notarse que la diabetes mellitus no está en esta lista. En la visión colectiva de los participantes del taller, la diabetes pueden ser un modificador significativo de todos las formas de periodontitis, pero hay datos insuficientes para concluir que hay una diabetes mellitus específica que este asociada a la periodontitis. Por ejemplo, la presencia de diabetes mellitus no controlable puede alterar el curso clínico y expresión de la cronicidad y agresividad de la periodontitis. Similarmente, la nueva clasificación no contiene una categoría de enfermedad separada para los efectos que tiene el fumar cigarrillos en la periodontitis. Se consideraba que el fumar cigarrillos es un modificador significativo de formas múltiples de periodontitis.

Una de las inconsistencias aparentes en el nuevo sistema de clasificación es la inclusión de “Enfermedades Gingivales Inducidas por la Placa Dentaria”, que forma parte de la lista de clasificación de enfermedades gingivales que pueden ser modificables por factores sistémicos. En esta lista si se encuentra “Gingivitis asociada a la Diabetes Mellitus” ¿Cómo se puede justificar la inclusión de la diabetes mellitus en la categoría de enfermedades relacionadas a la Gingivitis, pero esta misma enfermedad puede ser intencionalmente excluida de una categoría del periodontitis paralela?

La razón para esta decisión es que en el caso de la gingivitis inducida por placa dentaria, los participantes del taller consideraron este tipo de gingivitis como una sola entidad. Éste no fue el caso para periodontitis dónde hay formas clínicas claramente diferentes. Habría sido posible incluir en la nueva clasificación la sub categoría adicional como “Periodontitis Crónica asociada a la Diabetes Mellitus” y “Periodontitis Agresiva asociada a la Diabetes Mellitus”. Sin embargo, el grupo del taller decidió que esto sería una complicación innecesaria y que todavía no estaban estas condiciones justificadas por datos que las apoyasen.

El reemplazo de la denominación “Periodontitis Ulcerativa Necrotizante” con “Enfermedades Periodontales Necrotizantes”

Los participantes del taller reconocieron la gingivitis ulcerativa necrotizante (NUG) y periodontitis ulcerativa necrotizante (NUP) son condiciones clínicamente identificables. Sin embargo, el grupo no tenía tanta seguridad al momento de explicar la relación entre NUG y NUP. ¿Son estas condiciones clínicas parte de un solo proceso de enfermedad o ellas son las enfermedades verdaderamente separadas? Hay datos insuficientes para resolverse estos problemas, por lo tanto, el grupo decidió poner ambas condiciones clínicas bajo una sola categoría denominada “Enfermedades Periodontales Necrotizantes” Si estudios futuros demuestran que NUG y NUP son fundamentalmente enfermedades diferentes, entonces ellas pueden ser separadas durante futuras revisiones de la clasificación.

Uno de los problemas potenciales con la inclusión de la categoría “Enfermedades Periodontales Necrotizantes” como una categoría separada es que NUG y NUP podrían ser manifestaciones de problemas sistémicos subyacentes tales como lo son las infecciones por VIH. Si esto es verdadero, entonces podría ser más apropiado poner estas condiciones bajo las manifestaciones de enfermedades sistémicas. La razón para que no se hubiese realizado lo indicado anteriormente es que hay muchos factores, aparte de los factores relacionados a las enfermedades sistémicas, que parecen predisponer al desarrollo de NUG o NUP como ser la tensión emocional y el fumar cigarrillos.

Consecuentemente a lo presentado en el párrafo anterior, y por el hecho de que nuestra comprensión de estas condiciones clínicas esta lejos de estar completo, fue determinado que por el momento estas condiciones deben ser incluidos bajo una sola y separada categoría dentro de la nueva clasificación.

La adición de una Categoría para “el Absceso Periodontal”

La clasificación del 1989 no incluyó una sección sobre los abscesos periodontales. Esto se ha remediado a través de la adición de una clasificación simple principalmente basándose en la ubicación (es decir, si esta es gingival, periodontal, el peri-coronal) de estas lesiones que son encontradas comúnmente. Podría argumentarse el que los abscesos periodontales son que la parte del curso clínico de muchas formas de periodontitis y que la asignación de una categoría de enfermedad separada no estuviese justificada. Sin embargo, según la perspectiva de los participantes del taller, y en consideración a que los abscesos periodontales presentan desafíos especiales tanto en el diagnóstico como en el tratamiento, estos abscesos merecen ser clasificados en forma separada de las otras enfermedades periodontales.

La adición de una Categoría en “Lesiones Periodonticas - Endodonticas”

La clasificación del 1989 no incluyó una sección sobre conexión entre los periodontitis y lesiones del endodoncio. Por consiguiente una clasificación simple que trata con esta área ha sido agregada.

La adición de Categoría denominada “Deformidades y Condiciones Desarrolladas o Adquiridas”

Aunque las deformidades y condiciones listadas en esta sección de la clasificación no se muestran enfermedades separadas, ellas son importantes modificadoras de la susceptibilidad a las enfermedades periodontales, como también pueden influir dramáticamente en los resultados de tratamiento. Además, en consideración que los Periodontistas son los buscados para dar el tratamiento a muchas de estas condiciones en forma rutinaria, es que ellos le han dado un lugar a las Deformidades y Condiciones: Desarrolladas y Adquiridas dentro de la nueva clasificación.

LAS REVISIONES FUTURAS A LA CLASIFICACIÓN

La clasificación de enfermedades y condiciones periodontales en este trabajo debe proporcionar un armazón de trabajo sobre el cual se pueda estudiar y desarrollar tratamientos eficaces para este complejo grupo de infecciones. Se prevé que a medida de que se aprende más sobre la etiología y patogénesis de las enfermedades periodontales, se necesitarán revisiones futuras a la clasificación. Todos los sistemas de la clasificación tienen inconsistencias o inexactitudes. El esfuerzo presente no es ninguna excepción. No obstante, la clasificación actual representa el acuerdo general de un grupo internacional de expertos y se espera que el sistema sea útil a la profesión y al público que es a quién prestamos servicios.



Nota de Traducción: Traducción Cuadro No.1


Clasificación de enfermedades y condiciones periodontal

I. Enfermedades Gingivales

A. Enfermedad Gingival Inducida por Placa Dental. *

1. Gingivitis asociada con Placa Dental únicamente.

a. Sin otras factores locales asociados.
b. Con otras factores locales asociados (Ver VIII-A).

2. Enfermedad Gingival Modificada por Factores Sistémicos.

a. Asociada con el Sistema Endocrino.

1) Gingivitis Asociada con la Pubertad.
2) Gingivitis Asociada con el Ciclo Menstrual.
3) Gingivitis Asociada con el Embarazo.

a) Gingivitis.
b) Granuloma Piógeno.

4) Gingivitis Asociada a Diabetes Mellitus.

b. Asociada con Discrasias Sanguíneas.

1) Gingivitis Asociada con Leucemia.
2) Otras.

3. Enfermedad Gingival Modificada por Medicamentos.

a. Enfermedad Gingival Influenciada por Drogas.

1) Agrandamientos Gingivales Influenciados por Drogas.
2) Gingivitis Influenciada por Drogas.

a) Gingivitis Asociada a Anticonceptivos Orales.
b) Otras.

4. Enfermedad Gingival Modificada por Malnutrición.

a. Gingivitis Asociada a Deficiencia de Ácido Ascórbico.
b. Otras.

B. Lesiones Gingivales No Inducidas por Placa.

1. Enfermedad Gingival de Origen Bacteriano Específico.

a. Lesiones Asociadas con Neisseria Gonorrhoeae.
b. Lesiones asociadas con Traponema Pallidum.
c. Lesiones Asociadas a Especies Streptocócicas.
d. Otras.

2. Enfermedad Gingival de Origen Viral.

a. Infecciones por el Herpes Virus.

1) Gingivoestomatitis Herpética Primaria.
2) Herpes Oral Recurrente.
3) Infecciones por Varicella Zoster.

b. Otras.


3. Enfermedad Gingival de Origen Fúngico.

a. Infecciones por Especies de Candida.

1) Candidosis gingival generalizada

b. Eritema Gingival Lineal.
c. Histoplasmosis.
d. Otras.

4. Lesiones Gingivales de Origen Genético.

a. Fibromatosis Gingival Hereditaria.
b. Otras.

5. Manifestaciones Gingivales de Condiciones Sistémicas.

a. Desórdenes Mucocutáneos.

1) Liquen Plano.
2) Penfigoide.
3) Pénfigo Vulgar.
4) Eritema Multiforma.
5) Lupus Eritematoso.
6) Inducidas por Drogas.
7) Otras.

b. Reacciones Alérgicas.

1) Reacciones a los materiales restaurativos dentales.

a) Mercurio.
b) Níquel.
c) Acrílico.
d) Otras.

2) Reacciones atribuidas a

a) Cremas Dentales.
b) Enjuagues Dentales.
c) Aditivos de Gomas de Mascar.
d) Aditivos de los Alimentos.

3) Otras.

6. Lesiones Traumáticas. (Facticias, iatrogénicas, accidentales)

a. Lesiones Químicas.
b. Lesiones Físicas.
c. Lesiones Térmicas.

7. Reacciones a Cuerpos Extraños.

8. Otras no Específicas. (NOS, por las siglas del nombre en Ingles “Not Otherwise Specified)

II. Periodontitis Crónica+

A. Localizada.
B. Generalizada.

III. Periodontitis Agresiva+

A. Localizada.
B. Generalizada.

IV. Periodontitis como manifestación de enfermedades sistémicas.

A. Asociada con Desórdenes Hematológicos.

1. Neutropenia Adquirida.
2. Leucemia.
3. Otras.

B. Asociada con Desórdenes Genéticos.

1. Neutropenia Cíclica Familiar.
2. Síndrome de Down.
3. Síndromes de Deficiencia de Adhesión Leucocitaria.
4. Síndrome Papillon-Lefèvre.
5. Síndrome de Chediak-Higashi.
6. Histiocitosis.
7. Enfermedad de Almacenamiento de Glicógeno.
8. Agranulocitosis Genética Infantil.
9. Síndrome de Cohen.
10. Síndrome de Ehlers-Danlos. (Tipos IV y VIII)
11. Hipofosfatasia.
12. Otras.

C. Otras no específicos. (NOS)


V. Enfermedad Periodontal Necrotizante.

A. Gingivitis Ulceronecrotizante. (NUG, por las siglas del Inglés “Necrotizing ulcerative gingivitis)

B. Periodontitis Ulceronecrotizante. (NUP, por las siglas del Inglés “Necrotizing ulcerative periodontitis)

VI. Absceso Periodontal.

A. Absceso Gingival.

B. Absceso Periodontal.

C. Absceso Pericoronal.

VII. Periodontitis Asociada con Lesiones Endodonticas.

A. Lesiones Combinadas Endo-Periodontales.

VIII. Condiciones o deformidades del desarrollo o adquiridas

A. Factores Localizados Relacionados a los Dientes que Modifican o Predisponen a la Enfermedad Gingival Inducida por Placa o Periodontitis.

1. Factores Anatómicos Dentales.
2. Aparatos y Restauraciones Dentales.
3. Fracturas Radiculares.
4. Reabsorción radicular cervical y Lágrimas de Cemento.

B. Condiciones y Deformidades Mucogingivales Adyacentes a los Dientes.

1. Resección de los Tejidos Gingivales Blandos.

a. Superficies Lingual o Vestibular.
b. Interproximal (Papilar).

2. Ausencia de Encía Queratinizada.
3. Profundidad Vestibular Disminuida.
4. Posición Aberrante de Músculos/Frenillo.
5. Exceso Gingival.

a. Seudo bolsas.
b. Margen Gingival Inconsistente.
c. Gran exceso Gingival.
d. Agrandamiento Gingival. (Ver también I.A.3 y I.B.4)

6. Color Anormal.

C. Condiciones y Deformidades Mucogingivales en Rebordes Edentulos.


1. Deficiencia de Reborde Horizontal y/o Vertical.
2. Ausencia de Tejido Queratinizado/Encía.
3. Agrandamiento de Tejido Blando/Gingival.
4. Posición Aberrante de músculos/Frenillo.
5. Profundidad Vestibular Disminuida.
6. Color Anormal.

D. Trauma Oclusal.

1. Trauma Oclusal Primario.
2. Trauma Oclusal Secundario.

English to Spanish: Bankruptcy - Quiebra Chapter 7- Capítulo 7 (Localization sample -Ejemplo de Localización)
Detailed field: Law (general)
Source text - English
Chapter 7
A liquidation proceeding. During this process the appointed bankruptcy trustee collects the debtors assets (such as a home or vehicle) and liquidates them (converts them to cash) in an effort to repay creditors.
The debtor does have the right to retain certain exempt property and secured creditors also retain certain rights in regards to liquidation of their security. If the debtor has no assets of value for liquidation, the case generally proceeds towards discharge.

Translation - Spanish
Capitulo 7
Un juicio de liquidación. (liquidation proceeding) Durante este proceso el síndico de la quiebra que ha sido designado (appointed bunkruptcy trustee) recoge los activos de los deudores (tales como su casa o su vehiculo) y los liquida (convirtiéndolos en efectivo) en un esfuerzo para poder saldar cuentas con los acreedores.
El deudor tiene el derecho de conservar ciertos bienes en propiedad que estan exentos y los acreedores con prelación hipotecaria (secured creditors) también conservan ciertos derechos por el respeto de la liquidación de los bienes sobre los cuales tienen hipotecas preferenciales. Si el deudor no tiene ningún activo del valor que pueda ser liquidado, el caso generalmente avanza hacia ser dado de baja (discharge).
Spanish to English: Reclamaciones Patent claims
Detailed field: Chemistry; Chem Sci/Eng
Source text - Spanish
R7 es seleccionado del grupo que consiste de OH, benciloxi, CH3, CF3,, OCF3, halógeno, COOCH3, COH, CH2OH, j dietilaminometilo, quinolin-5-ilo, quinolin-8-ilo, 3,5-j dimetilisoxazol-4-ilo, tiofen-3-ilo, piridin-4-ilo, piridin-3-ilo, fenilo, 4-dimetilamino-fen-l-ilo, 2-trifluorometoxi-fen-l-, ilo, 2-ciano-fen-l-ilo, morfolin-1-il-metilo, y piperazin-1-ilmetilo.
Translation - English
R7 is selected from the group consisting of OH, benzyloxy, CH3, CF3, OCF3, halogen, COOCH3, COH, CH2OH, diethylaminoethyl, quinoline-5-yl, quinoline-8-yl, 3,5-dimethylisoxazol-4-yl, thiophene-3-yl, pyridine-4-yl, pyridine-3-yl, phenyl, 4-dimethylamine-fen-1-yl, 2-trifluoromethoxy-1-yl, 2-cyane-phen-1-yl, morpholin-1-ylmethyl, and piperazine-l-ylmethyl





More translators and interpreters: English to Spanish - Spanish to English   More language pairs



Your current localization setting

English

Select a language

All of ProZ.com
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs
  • Forums
  • Multiple search