Off topic: El sentido de la vida
Thread poster: claudia bagnardi

claudia bagnardi  Identity Verified
Local time: 17:20
English to Spanish
+ ...
Sep 5, 2004

Hola amigos!
Quería compartir este artículo del diario La Nación con ustedes.
Cariños
Claudia


Por Diana Cohen Agresti
Para LA NACION
>
>
>
>
> Rousseau, el célebre filósofo de la Ilustración, se asombraba de una tribu de salvajes cuyos integrantes eran tan incapaces de anticiparse al futuro más próximo que vendían su cama por la mañana para reponerla cada noche. Muy lejos de tamaña imprevisión, en nuestros tiempos, dominados por el imperativo de la eficiencia, poco y nada queda librado al azar. o así lo creemos. Desde la cajera del supermercado hasta el vendedor de teléfonos celulares, todos están capacitados para una tarea que, por su índole misma, requiere olvidar todo sesgo de creatividad.
>
> Pero ese automatismo excede lo laboral: la vida cotidiana también está ordenada según una opaca rutina. Comenzamos cada día sabiendo de antemano los horarios de entrada y salida de nuestras obligaciones, de nuestras comidas y hasta de nuestro esparcimiento: hora de cenar, de asearse, de ver televisión, de hacer el amor? sosteniendo en una sospechosa rutina esta empresa que es la vida de cada uno. Así cada uno y todos lo días, para finalmente morir. Nuestra existencia, por momentos, parece reducirse a esa previsible sucesión. ¿Acaso la vida sólo es esto?
>
> En otros tiempos, el hombre, embargado por un sentido de lo trascendente, destinaba sus días a la construcción de catedrales. El arquitecto, los obreros, los ebanistas, consagraban su vida entera a esa labor que los aproximaba a Dios, alentados por una promesa de bienaventuranza eterna, y en esa labor se jugaban su sentido y su destino más personal. Con el surgimiento de la ciencia moderna, el reino de la naturaleza es arrancado del reino de los valores. La naturaleza pasa a ser considerada como un mecanismo inanimado desprovisto de todo valor intrínseco y los valores son relocalizados en los seres humanos, en sus respuestas racionales o emocionales a un medio que, por momentos, se le torna hostil. El antiguo destino trascendente ya no alcanza, y el hombre parece condenado a vivir una vida en la que ya no le es fácil proyectar un sentido que debe ser recreado de ahora en más por cada uno, personal e intransferiblemente.
>
> La roca de Sísifo
>
> En nuestros tiempos seculares, la respuesta a la pregunta por el sentido de la vida tal vez nos sea revelada, paradójicamente, por el pensamiento mítico. Cuenta la leyenda que Sísifo había cometido el error de revelar el secreto de los dioses a los mortales. A modo de castigo, los dioses lo condenan a empujar una enorme roca hasta la cima de una montaña. Cada vez que Sísifo está a punto de alcanzar la cúspide, la roca se le escapa de las manos y cae rodando hasta el pie de la cuesta. Perpetuamente condenado, Sísifo debe recomenzar su tarea una y otra vez por toda la eternidad. Los dioses, certeramente, actuaron a sabiendas de que no habría castigo más terrible que un trabajo inútil y sin esperanza en el que se nos va la vida.
>
> Cada noche, cada día, Sísifo debe empujar esa roca. También nosotros. ¿O acaso empujar una roca en una tarea sin fin ni objetivo no es una metáfora de la vida humana?
>
> ¿De qué manera, entonces, se puede alterar el destino de Sísifo para dotar de sentido a su vida? O mejor aún: ¿podemos acaso alterar nuestro destino? ¿O estamos condenados irremisiblemente a empujar la roca una y otra vez?
>
> En un libro publicado en 1970, Bien y mal, el filósofo estadounidense Richard Taylor nos sugiere dos proyectos emancipatorios de la existencia humana: en lugar de empujar siempre la misma roca hasta la cumbre de la montaña, en una tarea absolutamente inútil, Sísifo puede proponerse empujar distintas rocas y construir así un bellísimo templo. Contar con un objetivo no sólo iluminará su alma sino que dotará a sus manos de una fuerza desconocida para él, las cuales ya no dejarán escapar piedra alguna: cada partícula de la roca tendrá un valor incalculable, pues el templo se erguirá a partir de la consecución de actos ya dotados de ese sentido que guiará su tarea hasta su plena realización.
>
> Se trata, entonces, de crear una obra que embellezca o mejore el mundo. No sólo un Leonardo de Vinci o una madre Teresa de Calcuta pueden hacerlo, el más común de los mortales puede proyectar su vida en una obra que lo trascienda y, en ese mismo acto, dotar de sentido a su existencia. Pero éste no es el único proyecto posible.
>
> Según el otro plan emancipatorio, Sísifo puede continuar empujando siempre la misma roca, y siempre en vano. Sin embargo los dioses, apiadados ante la eternidad de su condena, harán nacer en Sísifo un irrefrenable deseo de hacer precisamente aquello que está condenado a hacer: ¡empujar la roca! Nosotros, Sísifos sin dioses, podemos desear querer cada instante por el solo hecho de que es nuestro. Saber que, de tener que vivirlo, es mejor hacerlo apropiándonos de ese instante, simplemente, deseándolo como si lo hubiésemos elegido y como si deseásemos eternamente volverlo a elegir. Al hacerlo, es el entusiasmo que ponemos en cada uno de nuestros actos aquello que otorga valor a lo que hacemos. El sentido, en última instancia, nacería y se cumpliría originariamente en nuestra predisposición hacia lo que nos toca vivir.
>
> Estas dos maneras de dotar de sentido a la vida expresan dos maneras de pensar la vida misma. En cualquiera de ellas, no se trata de responsabilizar al destino. Sísifos abandonados por los dioses, somos responsables de lo que hacemos, de nuestra propia vida. Enfrentados a un universo que, en sí mismo, parece absurdo, se trata de descubrir un sentido.
>
> La posibilidad de que incluso Sísifo pueda elegir nos enseña que, aun cuando estemos condicionados por nuestras circunstancias, aun cuando sintamos que "no hay salida", siempre conservamos el poder de elegir: o podemos querer aquello que hacemos -como si en cada instante se jugara una elección nuestra, personal y definitiva- o, según la primera de las alternativas, podemos vivir una vida con sentido si perseguimos fines que sean objetivamente valiosos.
>
> En cualquiera de las dos actitudes existenciales, no se trata tanto, al fin de cuentas, de cuánta suerte tenemos en la vida, sino de qué hacemos con aquello que, para bien o para mal, nos toca en suerte.
>
> La autora es doctora en Filosofía. Imparte cursos de bioética por Internet en la Universidad Favaloro.
>
>


Direct link Reply with quote
 

Nora Escoms  Identity Verified
Argentina
Local time: 17:20
English to Spanish
+ ...
Muy bueno... Sep 6, 2004

La clave es darse cuenta de que siempre cabe una elección, ¿no? Aunque, por otra parte, el hecho de reconocer que podés elegir te deja sin "excusas" para justificarte, muchas veces.

Muy bueno, Claudia, gracias por (elegir) compartirlo.


Direct link Reply with quote
 
xxxSaifa
Local time: 22:20
German to French
+ ...
¡Gracias, Claudia! Sep 6, 2004

Muchas gracias, Claudia, por compartir con nosotros este texto, me encantó leerlo.

Direct link Reply with quote
 

claudia bagnardi  Identity Verified
Local time: 17:20
English to Spanish
+ ...
TOPIC STARTER
Comentario Sep 6, 2004

En realidad, es un texto que me sorprendió. Porque uno (yo) da por hecho que Sísifo no podía elegir. Y dándole una vuelta de tuerca, sí podía. Y me puse a pensar cuántas veces no nos damos cuenta de que hay opciones. De que el "blind alley" casi no existe.
Gracias colegaZ!
Buen lunes
Claudia


Direct link Reply with quote
 


To report site rules violations or get help, contact a site moderator:


You can also contact site staff by submitting a support request »

El sentido de la vida

Advanced search






Déjà Vu X3
Try it, Love it

Find out why Déjà Vu is today the most flexible, customizable and user-friendly tool on the market. See the brand new features in action: *Completely redesigned user interface *Live Preview *Inline spell checking *Inline

More info »
Protemos translation business management system
Create your account in minutes, and start working! 3-month trial for agencies, and free for freelancers!

The system lets you keep client/vendor database, with contacts and rates, manage projects and assign jobs to vendors, issue invoices, track payments, store and manage project files, generate business reports on turnover profit per client/manager etc.

More info »



Forums
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs
  • Forums
  • Multiple search