KudoZ home » Spanish » Art/Literary

Cuarenta iguales

Spanish translation: Cuarenta cupones de lotería con el mismo número

Advertisement

Login or register (free and only takes a few minutes) to participate in this question.

You will also have access to many other tools and opportunities designed for those who have language-related jobs
(or are passionate about them). Participation is free and the site has a strict confidentiality policy.
GLOSSARY ENTRY (DERIVED FROM QUESTION BELOW)
Spanish term or phrase:Cuarenta iguales
Spanish translation:Cuarenta cupones de lotería con el mismo número
Entered by: Ekaterina Khovanovitch
Options:
- Contribute to this entry
- Include in personal glossary

08:17 May 26, 2003
Spanish to Spanish translations [Non-PRO]
Art/Literary / España
Spanish term or phrase: Cuarenta iguales
Los soldados patinan sobre los herrajes de las botas entrando en el Metro atropelladamente. La cerillera joven se desgañita:
- ¡Tíos asquerosos, borricos!
La castañera la apoya:
- Son como salvajes.
El ciego mueve la cabeza:
- Cuarenta iguales.

(Ignacio Aldecoa, Balada de Manzanares)
Ekaterina Khovanovitch
Russian Federation
Local time: 17:15
cupones de la lotería de ciegos
Explanation:
Lo de iguales hace referencia a los cupones de la lotería de los ciegos que se venden en series de un mismo número. Es una expresión coloquial que está en desuso.

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:29:47 (GMT)
--------------------------------------------------

Mario Loreto, líder de la Unión Progresista (UP), a la que pertenece el actual presidente, José María Arroyo, discrepa: «Lo que propone AS es la vuelta al limosneo, a los tiempos oscuros en que a la gente le parecía una vergüenza trabajar para la ONCE». Algo así como renunciar a la «ilusión de todos los días» y volver a los «diez iguales para hoy».
http://www.udel.edu/leipzig/texts1/elb04116.htm

Los vendedores del cupón, sus pregones en las mañanas de los mercados, forman parte del paisaje inmemorial de Sevilla. En cada barrio, en cada zona del centro comercial, saben sus nombres, hasta la historia triste de cómo llegaron a la ceguera. La ONCE les puso a muchos de ellos quioscos verdes en esquinas señaladas, con esas ventanillas como de sucursales bancarias de la suerte que tienen también algo de estancos, de expendedurías del cuponazo. Otros siguen de ambulantes, en la tradición callejera de los iguales para hoy. Pero muchos ambulantes se han hecho en cierto modo estables, y hemos observado que han llegado a Sevilla las nuevas tecnologías de la venta del cupón. Las habíamos visto antes en Cádiz, y quizá allí las inventaran, como la Lotería Nacional. Son esos como tendederos de la suerte, los aparatos de listones metálicos como candelabros de siete brazos, en que el vendedor cuelga con alfileres de palo todos los números que lleva a la venta y se sitúa cada día en el mismo sitio. Los hemos visto delante de la Capillita de la Puerta Jerez, en los soportales de las antiguas Galerías Preciados en la calle Méndez Núñez, en la ahora entoldada Campana, pero están en muchos sitios de Sevilla más, en el centro y en los barrios. Se imponen las técnicas de venta y el marketing de la presentación de toda la mercancía a la vista del público. Vaya para todos estos trabajadores invidentes la luz de nuestra felicitación por la incorporación de esta tecnología punta del tendedero de la suerte a la magia del sueño millonario del cupón.
http://www.antonioburgos.com/infanzon/abin070102.html


--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:39 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:40 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:43:25 (GMT)
--------------------------------------------------

He tocado sin querer alguna tecla y se me ha cuadruplicado el mensaje. Termino...

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino que me arrastraron hacia la buena literatura.

Suerte, Ekaterina.


--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:54:34 (GMT) Post-grading
--------------------------------------------------

He tocado sin querer alguna tecla y se me ha cuadruplicado el mensaje. Termino...

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino que me arrastraron hacia la buena literatura.

Suerte, Ekaterina.
Selected response from:

Fernando Muela
Spain
Local time: 16:15
Grading comment
Muchísimas gracias, Fernando. Es que una estudiante mía ha hecho una traducción de Aldecoa como tesis de fin de curso, pero hay cosas que no hemos entendido ella ni yo. Además, no hemos encontrado la biografía del escritor. ¿Nos podrías ayudar también con eso?
4 KudoZ points were awarded for this answer

Advertisement


Summary of answers provided
5 +2cupones de la lotería de ciegos
Fernando Muela
5Biografía de Ignacio Aldecoa (1925-1969), Narrador español nacido en ...xxxdawn39


Discussion entries: 1





  

Answers


5 mins   confidence: Answerer confidence 5/5 peer agreement (net): +2
cupones de la lotería de ciegos


Explanation:
Lo de iguales hace referencia a los cupones de la lotería de los ciegos que se venden en series de un mismo número. Es una expresión coloquial que está en desuso.

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:29:47 (GMT)
--------------------------------------------------

Mario Loreto, líder de la Unión Progresista (UP), a la que pertenece el actual presidente, José María Arroyo, discrepa: «Lo que propone AS es la vuelta al limosneo, a los tiempos oscuros en que a la gente le parecía una vergüenza trabajar para la ONCE». Algo así como renunciar a la «ilusión de todos los días» y volver a los «diez iguales para hoy».
http://www.udel.edu/leipzig/texts1/elb04116.htm

Los vendedores del cupón, sus pregones en las mañanas de los mercados, forman parte del paisaje inmemorial de Sevilla. En cada barrio, en cada zona del centro comercial, saben sus nombres, hasta la historia triste de cómo llegaron a la ceguera. La ONCE les puso a muchos de ellos quioscos verdes en esquinas señaladas, con esas ventanillas como de sucursales bancarias de la suerte que tienen también algo de estancos, de expendedurías del cuponazo. Otros siguen de ambulantes, en la tradición callejera de los iguales para hoy. Pero muchos ambulantes se han hecho en cierto modo estables, y hemos observado que han llegado a Sevilla las nuevas tecnologías de la venta del cupón. Las habíamos visto antes en Cádiz, y quizá allí las inventaran, como la Lotería Nacional. Son esos como tendederos de la suerte, los aparatos de listones metálicos como candelabros de siete brazos, en que el vendedor cuelga con alfileres de palo todos los números que lleva a la venta y se sitúa cada día en el mismo sitio. Los hemos visto delante de la Capillita de la Puerta Jerez, en los soportales de las antiguas Galerías Preciados en la calle Méndez Núñez, en la ahora entoldada Campana, pero están en muchos sitios de Sevilla más, en el centro y en los barrios. Se imponen las técnicas de venta y el marketing de la presentación de toda la mercancía a la vista del público. Vaya para todos estos trabajadores invidentes la luz de nuestra felicitación por la incorporación de esta tecnología punta del tendedero de la suerte a la magia del sueño millonario del cupón.
http://www.antonioburgos.com/infanzon/abin070102.html


--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:39 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:40 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:40:44 (GMT)
--------------------------------------------------

Yo creo que no quiere decir nada especial. Par mí, el ciego simplemente continúa voceando su mercancía, señalando que tiene cuarenta cupones del mismo número. La referencia larga de arriba te explica un poco los sistemas de venta antiguo y moderno de cupones. De hecho, ahora me viene a los oíods el sonsonete lejano de \"iguales para hoy\" de cuando era niño, a finales de los sesenta.

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino q

--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:43:25 (GMT)
--------------------------------------------------

He tocado sin querer alguna tecla y se me ha cuadruplicado el mensaje. Termino...

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino que me arrastraron hacia la buena literatura.

Suerte, Ekaterina.


--------------------------------------------------
Note added at 2003-05-26 08:54:34 (GMT) Post-grading
--------------------------------------------------

He tocado sin querer alguna tecla y se me ha cuadruplicado el mensaje. Termino...

Por cierto, Aldecoa es un excelente prosista y sus cuentos son una auténtica maravilla. Los leí cuando estudiaba en el instituto y no sólo me encantaron, sino que me arrastraron hacia la buena literatura.

Suerte, Ekaterina.


Fernando Muela
Spain
Local time: 16:15
Native speaker of: Native in SpanishSpanish
PRO pts in pair: 145
Grading comment
Muchísimas gracias, Fernando. Es que una estudiante mía ha hecho una traducción de Aldecoa como tesis de fin de curso, pero hay cosas que no hemos entendido ella ni yo. Además, no hemos encontrado la biografía del escritor. ¿Nos podrías ayudar también con eso?

Peer comments on this answer (and responses from the answerer)
agree  José Antonio V.: De acuedo. ¡Para hoooy!
32 mins

agree  xxxdawn39: yo recuerdo de pequeñaja los "¡¡¡ veinte iguales para hooooyy"!!" ( como ha añadido José Antonio), que una anciana cieguecita cerca de mi casa resumía así: "viiiintiguales pra hoyyyyy", sin apenas voz.¡Qué recuerdos! Un cordial saludo, Fernando :D
5 hrs
Login to enter a peer comment (or grade)

6 hrs   confidence: Answerer confidence 5/5
Biografía de Ignacio Aldecoa (1925-1969), Narrador español nacido en ...


Explanation:
... Vitoria (País Vasco).

Narrador español nacido en Vitoria (País Vasco). Representante de la tendencia neorrealista en el marco de la novela de los años cincuenta, se inició con El fulgor y la sangre que, junto con Gran Sol (premio de la Crítica 1958), constituye un ejemplo de la llamada novela-reportaje. Otras novelas dignas de mención son Con el viento solano y Los pozos, además de los libros de relatos y cuentos Espera de tercera clase, Vísperas del silencio (1955) y El corazón y otros frutos amargos (1959). Su producción incluye asimismo Caballo de pica (1960), Cuaderno de Godo (1961), Los pájaros de Baden-Baden (1965), Parte de una historia (1967) y Santa Olaja de Acero (1968). Murió en 1969 en Madrid.
¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨
«Toda la voz, toda la voz es poca
para llamarlos desde mi distancia.»
Ignacio Aldecoa

LA VOZ GENIAL DE UN VITALISTA
EN EL 30º ANIVERSARIO DE SU MUERTE

Este noviembre, en que el otoño tomó cuerpo definitivamente, caliente para algunos, templado para los de siempre, se cumplieron treinta años de la muerte de Ignacio Aldecoa, y en esta España conmovida y recelosa, a medias entre el miedo y el tedio, seguramente nadie recordará la suya entre tantas otras, nadie se acordará de un escritor español hoy que las planas de la prensa literaria se abren tan generosamente a los exegetas de autores extranjeros.
Pocas veces, como en el caso de Aldecoa, la vida de un escritor fue tan consecuente con su obra. La muerte de Aldecoa -desatenta e inesperada- significaba la ruptura de un «proyecto» además de la desaparición de uno de los narradores más honestos del país. Aldecoa, tan vitalista, tan lleno de vida, tan ejemplar en su modo de asumir la difícil aventura de «ser» escritor en España, había declarado en 1954: «La literatura es una actitud ante la vida, no un medio de vivir». Su memoria que con el tiempo cobra medida y peso, está claro que no ha menguado desde su muerte, tal como algunos pensaban, tal como otros temíamos. De su obra nadie podrá decir, por tanto, que se halla en trance de ser recuperada porque, nunca perdida, presente cada día, ni los nuevos estilos, ni los nuevos modelos, ni la nueva literatura de consumo le afectaron demasiado en vida, ni mucho menos hoy, al cabo de los años.
Aldecoa es el mejor cuentista que la literatura española ha producido en este siglo. Escribió muchos cuentos, y de los buenos. En los ocho libros que publicó, levantó Aldecoa un mundo riquísimos de observación de la vida española de su tiempo, de solidaridad con los perdedores, con quienes padecen la historia y de desprecio por quienes la ejecutan. En una entrevista Aldecoa señaló que la preocupación por lo social «es la base fundamental de mis obras, pero pretendo también que tengan calidad literaria, hálito poético y expresivo adobo». Y añadía: «Supongo que soy un escritor social, porque tengo preocupaciones de carácter social, y aunque no las tuviera también lo sería, porque toda la literatura es social». El proyecto de Aldecoa, quebrantado y roto por la muerte, se apoyaba básicamente en la realidad española; España como preocupación y experiencia vital informará toda su narrativa desde los primeros poemas y cuentos de universitario bohemio y rebelde en Salamanca, hasta su última novela, Parte de una historia, publicada en 1967.
Ignacio Aldecoa nace en Vitoria el 24 de julio de 1925 y murió en Madrid el 15 de noviembre de 1969. Estudia Filosofía y Letras en la Universidad de Madrid. Siendo vasco de tierra adentro, admiraba de los vascos la vocación marinera. Le hubiera gustado ser viajero incansable con la literatura al hombro, silencioso navegante solitario. «Era febril -nos contaba Carlos Edmundo de Ory- sediento de vida y voluntarioso. Recuerdo, sobre todo su estampa vertical, su garbo... Era alegre, simpático, no dejando ver tristezas».
Años antes de 1950, Ignacio había publicado algunos cuentos en revistas universitarias; después, un cuento de Aldecoa, era una insoslayable realidad literaria de primer orden, que, además de contribuir poderosamente a la revalorización del género, le instalaba en una zona de difícil acceso a la improvisación y al efectismo. Porque sus cuentos eran, como entonces empezaba a pedirse, «literatura social» y neorrealismo, por la difícil senda de hacer radicalmente protagonista a criaturas antes adjetivas en la narración: al hombre mismo: La honradez vasca de Aldecoa se ponía de manifiesto tanto en la autenticidad del testimonio, de la verdad contemplada, como en el estilo, a la realidad que se propone desvelar.
Aunque publica dos libros de poesía, Todavía la vida, en 1947, y Libro de las algas, en 1949, su primera novela, El fulgor y la sangre, no aparece hasta 1954 y es ya una obra madura, controlada, sobria, precisa, que se apoya en varios años de dedicación severa a la escritura (poesía, narraciones cortas). Se ha hablado del «clasicismo» de Aldecoa. Se debe ello tal vez a que en Aldecoa domina la objetividad, una sabia distancia entre el narrador y lo narrado y lo que se ha llamado «perfección formal», así como, temáticamente, su atención a vidas y hechos que, por lo general, habían quedado fuera del campo de mira de la novela de posguerra. «Lo que se mueve, sobre todo -decía Aldecoa-, es el convencimiento de que hay un realidad española... que está casi inédita en nuestra novela».
Se inscribe así Aldecoa en una vieja tendencia de la novela moderna que intenta ocuparse de lo que Unamuno llamaba «intrahistoria», cuyos antecedentes más cercanos bien podrían ser algunas narraciones del mismo Unamuno o del Baroja, de, por ejemplo, Vidas sombrías. Así, en El fulgor y la sangre las angustiadas meditaciones de las mujeres de los guardias civiles aparecen, paradójicamente, como parte de un cotidiano vivir al margen de la sociedad, del mismo modo que el duro y peligroso trabajo de la pesca en altura -esencial en la sociedad, pero llevado a cabo por hombres de cuya existencia sólo en el puerto de origen se tiene conciencia- aparece narrado en Gran Sol (1957), desde la perspectiva de la cotidianeidad, de la monotonía del trabajo y del peligro. En este sentido parece aceptable establecer una relación entre Aldecoa y Sánchez Ferlosio en cuanto iniciadores de un nuevo «objetivismo». Parte de una historia, es una ensimismada crónica de la nada, narración del mar sin mar y abrumador viaje al vacío. En esta novela su estilo alcanza la apoteosis.
Aldecoa no pudo sacar adelante la novela Los pozos, con la que se cerraba su trilogía de la España inmóvil, aquella que iniciara con la Guardia Civil, El fulgor y la sangre, y que continuaba con los gitanos de Con el viento solano, que después llevaría al cine su amigo Mario Camus.
La generación de Ignacio Aldecoa es la generación del medio siglo, esa que se está haciendo ese año de 1952, cuando José Manuel Caballero Bonald, un joven poeta jerezano, conoce por Carlos Edmundo de Ory, a Aldecoa, «y lo conocí en esos ejercicios itinerantes de tasca en tasca a los que Ignacio era tan aficionado». «Fuimos una generación -insiste Caballero Bonald- de mucho vivir y de mucho beber».
«El era un vitalista tremendo -contaba Josefina Aldecoa, su mujer-, pero a la vez se destruía conscientemente. El sabía que no podía beber ni fumar, y lo hacía, a pesar de esa úlcera sangrante». Aldecoa vivió, eso sí, dedicado a la literatura todas las horas de su existencia, cuando vivía, cuando bebía y cuando reía. Teniendo muy presente, además, aquella frase de Ortega: «La vida, como la moneda, hay que saber gastarla a tiempo y con gracia».
=====================================

La primera web que te doy tiene numerosos enlaces sobre sus obras.
No he querido extenderme más aquí.
======================================

Es uno de mis escritores favoritos.
Desde España...
Un cordial saludo, Ekaterina.




    Reference: http://www.epdlp.com/aldecoa.html
    Reference: http://www.islabahia.com/1999/dicbre/arias.htm
xxxdawn39
Native speaker of: Native in SpanishSpanish
PRO pts in pair: 186
Login to enter a peer comment (or grade)




Return to KudoZ list


KudoZ™ translation help
The KudoZ network provides a framework for translators and others to assist each other with translations or explanations of terms and short phrases.



See also:



Term search
  • All of ProZ.com
  • Term search
  • Jobs
  • Forums
  • Multiple search